23-07-2019 / 20:30 h EFE

Una fosa común que se remonta a la época del dictador Sadam Husein y que contiene al menos 70 cadáveres de ciudadanos kurdos ha visto hoy la luz en el sur de Irak, gracias a la labor de la fundación Al Shuhadaa, que se encarga de las víctimas del régimen del expresidente.

Esa organización explicó en un comunicado publicado en internet que la fosa común de 45 metros cuadrados, ubicada en la localidad de Al Samawa, contiene los cuerpos de mujeres y niños, y se remonta a la época del dictador, que gobernó entre finales de los años 70 y 2003, y falleció en 2006.

Según las evidencias encontradas por el equipo de Al Shuhadaa, que está acreditado por las autoridades iraquíes, y el testimonio de un superviviente, la matanza tuvo lugar en el invierno de 1988 y las víctimas fueron arrojadas a la fosa común después de ser tiroteadas.

En la nota, la fundación consideró que los restos mortales pertenecen a casi 70 personas, pero el número puede aumentar debido a que los cuerpos fueron enterrados de forma "aleatoria" en esa fosa.

Además, destacó "las imágenes dolorosas" de las que fue testigo el equipo de Al Shuhadaa al abrir la fosa común, donde encontró "niños en los abrazos de sus madres jóvenes".

Por su parte, Diaa al Saadi, uno de los responsables de la fundación, destacó en el texto que "los restos de las víctimas indican que son niños y mujeres, y sus pertenencias prueban que son de etnia kurda".

Al Saadi agregó que la fosa común es una de las muchas que se encuentran en el triángulo que conforman las localidades de Al Samawa, Al Nayaf y Al Diwaniya, todas ellas de kurdos, que fueron especialmente perseguidos por el régimen de Sadam Husein.

Ahmed al Yarah, director del registro de los crímenes cometidos por el partido del exmandatario, Al Baaz, dijo a la prensa durante la apertura de la fosa que esta es "una evidencia de la tiranía del régimen de Sadam Husein" y subrayó que en ella fueron hallados "zapatos de niños, cadáveres con los ojos vendados y heridas de bala".

Durante la dictadura, las autoridades iraquíes expulsaron a miles de ciudadanos kurdos desde sus territorios en el norte del país hacia áreas remotas en el centro y sur de Irak, acusándoles de cooperar con los combatientes kurdos "Peshmerga" que se enfrentaban con las tropas de Bagdad.

Además, las fuerzas de Sadam Husein llevaron a cabo un ataque químico contra la ciudad de Halabja, en la región del Kurdistán, en 1988, que dejó más de 5.000 muertos y 10.000 heridos entre la población local.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD