24-07-2019 / 13:01 h EFE

Los efectivos de la Gendarmería Real marroquí continúan reforzando las medidas de seguridad en varias localidades en el Atlas, zona montañosa donde dos turistas nórdicas fueron asesinadas el pasado mes de diciembre.

Según informa hoy el diario "Al Ahdaz al Magrebiya", la Gendarmería Real ha destinado varias motos "quads" para el acompañamiento de los turistas durante sus visitas en esta región, situada en el sur de Marrakech.

Los agentes se encargarán a vigilar las rutas y complejos turísticos durante todo el año en esta región -conocida por el turismo de montaña- en las localidades de Ourika, Oukaimeden, Asni, Moulay Brahim y en Imlil.

El rotativo añade que otro grupo de policías se distribuirá posteriormente en esta zona y recuerda las medidas ya puestas en marcha, como la multiplicación de los puestos de control y la instalación de cámaras de vigilancia en las principales rutas.

El pasado 17 de diciembre, tres extremistas -leales al grupo yihadista Estado Islámico (EI)- asesinaron a la danesa Louisa Vesterager Jespersen, de 24 años, y a la noruega Maren Ueland, de 28, quienes hacían montañismo en la localidad de Imlil.

Los asesinos de las turistas fueron condenados el pasado jueves por el tribunal antiterrorista de Salé (cerca de Rabat) a la pena de muerte.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD