26-07-2019 / 13:40 h EFE

El servicio de Nefrología del Hospital de la Candelarias llevó a cabo durante el pasado año casi 8.000 sesiones domiciliaria de dialisis peritoneal en 40 pacientes con enfermedad renal crónica y considera que esta opción terapéutica fomenta una mayor autonomía entre los pacientes, hasta que se trasplantan.

La diálisis es un proceso mecánico externo diseñado para sustituir la función de los riñones cuando estos se encuentran muy dañados y no pueden realizarla por sí solos, como es la filtración de las toxinas en la sangre y el exceso de líquido que no se elimina a través de la orina, explica una nota del centro sanitario.

Para ello un dispositivo externo conectado al paciente a través de un catéter actúa como un riñón artificial, limpiando la sangre de impurezas a través de la diálisis.

Se trata de una terapia, recuerda la nota, que ocupa varias horas diarias y que constituye la principal opción terapéutica hasta que se realice un trasplante renal.

Este proceso se lleva a cabo en los centros hospitalarios y también en el domicilio del paciente si cumple los criterios médicos establecidos.

La nota recuerda que el servicio de Nefrología de La Candelaria cuenta, en primer lugar, con la Unidad de Enfermedad Renal Crónica para informar, asesorar y atender a los pacientes con esta patología durante todo su proceso.

Este departamento se complementa con la Unidad de Diálisis Peritoneal creada específicamente para este tipo de pacientes y tratamiento sustitutivo.

La insuficiencia renal y la diálisis suponen un importante cambio en la vida cotidiana, al ser un proceso terapéutico indispensable para el día a día.

Agrega la nota que uno de los objetivos del servicio de Nefrología de este centro es ayudar a mejorar la calidad de vida de sus pacientes, por ello inciden en que la diálisis peritoneal domiciliaria es una de las mejores opciones para los pacientes.

Manuel Macía, jefe del servicio de Nefrología del centro hospitalario, afirma en la nota que lo ideal sería que al menos el treinta por ciento de los nuevos pacientes que inicien diálisis se beneficien de la alternativa en el domicilio porque de esta manera no deben trasladarse continuamente al hospital, pueden dializarse durante la noche en sus casas y organizar su día a día.

Según el especialista, numerosos pacientes deciden no optar a este tratamiento en sus casas por desconocimiento, miedo o inseguridad a la hora de manejar los dispositivos, una situación que “se revierte con información”.

Macía explica que el tratamiento renal sustitutivo domiciliario, a diferencia de la hemodiálisis hospitalaria, fomenta una mayor autonomía e independencia para realizar actividades cotidianas como trabajar, hacer deporte o viajar, algo que muchos pacientes ni contemplan.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD