26-07-2019 / 18:41 h EFE

El novillero Jaime González-Écija, ganador del Ciclo de Promoción de Nuevos Valores de la Tauromaquia celebrado en la Real Maestranza de Sevilla, ha defendido que "todo esfuerzo tiene recompensa" y ha afirmado que el toreo, más que un oficio, "es una forma de vida".

González-Écija, nacido en la localidad sevillana que ha unido a su apellido, se ha erigido en acreedor del vestido de torear que regala la Real Maestranza de Caballería al triunfador de este certamen que ha cumplido su XXXV edición.

"Las sensaciones son muy positivas y recuerdo las emociones que sentí en la plaza a la hora de realizar las distintas faenas", ha señalado el joven novillero ecijano que, sin temer a la autocrítica, se muestra algo descontento por el manejo de la espada: "Eso es lo que más preocupa pero, en cualquier caso, el balance es bueno".

Ha actuado en dos novilladas, el festejo clasificatorio y la gran final del pasado jueves, donde los nervios han sido los mismos aunque las emociones se han matizado de un compromiso a otro.

"Han sido tres novillos, tres oportunidades que había que aprovechar y el día de antes estaba un poco nervioso. Eso sí, cuando llegué a Sevilla me mentalicé para disfrutar de una oportunidad así", ha recordado.

En esas dos comparecencias ha estoqueado tres novillos de distinta condición, el primero, de Juan Pedro Domecq, "pudo ser cómodo" para el torero pero le faltó "un poco de empuje y un poco de emoción para facilitar el triunfo", aunque la espada le ayudó "muchísimo para cortar la oreja, según ha dicho.

En la final le esperaban dos ejemplares de Jandilla. "Me encantó el primero, que fue extraordinario. El segundo tuvo más teclas que tocar, resultó mucho más complicadillo pero la espada, una vez más, me funcionó y le pude cortar la oreja", ha relatado.

El ecijano no se ha permitido demasiado tiempo para celebraciones y ha explicado que ahora le toca prepararse y seguir entrenando porque "la temporada va a ser larga gracias a los triunfos de Canal Sur y Sevilla" y se le están abriendo "muchas puertas".

El pasado año resultó ganador del ciclo de noveles 'Ribera del Tajuña', que le validó su próximo debut con picadores, el 9 de septiembre, en la localidad madrileña de Valdilecha.

El joven novillero reconoce el "miedo, esa incertidumbre al pequeño o gran parón que muchos experimentan después de verle la cara al utrero", aunque cree que el remedio para superarlo es "la afición, estar todo el día entrenando".

"Los triunfos dan confianza para saber que todo lo que haces, todo lo que entrenas tiene su recompensa", ha indicado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD