27-07-2019 / 10:30 h EFE

Las autoridades de Baréin han ejecutado esta madrugada a tres hombres, incluidos dos jóvenes que confesaron supuestamente bajo tortura, a pesar de la campaña de organizaciones de derechos humanos y organismos internacionales para detener la aplicación de la condena a muerte en este caso polémico.

La Fiscalía General de Baréin informó en un comunicado este sábado de la ejecución de tres personas, dos bareiníes sentenciados a muerte en un mismo caso y un tercer condenado de nacionalidad bangladeshí.

Tal y como se temía desde ayer, los dos ejecutados son Ali al Arab, de 25 años, y Ahmed al Malali, de 24, que fueron arrestados en 2017 y condenados en enero de 2018 por cargos de terrorismo, en un juicio calificado sin garantías por organizaciones internacionales de derechos humanos.

El tercer ejecutado este sábado al amanecer es un empleado de una mezquita, acusado de matar a un ciudadano bareiní, despedazar su cuerpo y enterrarlo en el desierto.

Según activistas y parientes consultados por Efe, las autoridades han prohibido a las familias de Al Arab y Al Malali que lleven a cabo un funeral público y sólo han permitido a dos familiares varones de cada uno de los reos que acudan al cementerio, donde desplegaron un fuerte dispositivo de seguridad.

Desde anoche, las autoridades han reforzado la presencia policial debido a las posibles reacciones airosas por la ejecución de los dos jóvenes, pertenecientes a la comunidad chií del reino que denuncia la persecución y marginación.

Según Human Rights Watch, los dos confesaron bajo tortura, en un juicio masivo que no contó con las garantías básicas de un procedimiento legal justo.

También Amnistía Internacional denunció que habían confesado los cargos que se les imputaban, incluidos "formar y unirse a un grupo terrorista", bajo tortura con descargas eléctricas y golpes, y fueron condenados en un juicio masivo junto a otros 58 hombres.

Ambas organizaciones habían advertido ayer de que los dos jóvenes estaban a punto de ser ejecutados y habían solicitado que se detuviera la aplicación de la condenada, al igual que otros organismos y personalidades, como la relatora de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnès Callamard, que pidió a Baréin que repitiera el proceso en base a "las leyes y los estándares internacionales".

Anoche tuvo lugar una protesta frente a la Embajada bareiní en Londres y la ONG bareiní BIRD, con sede en la capital británica, también se movilizó para que el Gobierno de Reino Unido y la comunidad internacional interviniera para parar la ejecución, que parecía inminente después de que las familias de los dos reos fueran convocadas a la cárcel para una visita repentina ayer.

Baréin ha llevado a cabo una dura campaña de represión de todas las voces disidentes desde un intento de revuelta durante la Primavera Árabe, liderada por la mayoría chií del pequeño reino gobernado por puño de hierro por una monarquía suní.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD