27-07-2019 / 10:40 h EFE

El Tribunal Superior de Justicia de la Regin de Murcia ha confirmado la sentencia de un juzgado de esa ciudad que declar procedente el despido disciplinario del interventor de una caja de ahorros por permitir que una persona que no era cliente gestionara las cuentas de 6 y operara en su nombre.

La sentencia de la Sala de lo Social indica que los hechos fueron descubiertos por la caja cuando un cliente le comunic que se haba utilizado su cuenta para ingresar unos pagars por 153.000 euros que nunca estuvieron en su poder y efectuar reintegros en efectivo.

Se haban contabilizado 54 abonos por 890.000 euros y 157 reintegros por 2,1 millones, de los que el despedido intervino en la contabilizacin de todos los primeros y tres de cada cuatro de los segundos, por lo que el juzgado declar procedente el despido por transgresin de la buena fe y abuso de confianza.

Ahora se rechaza el recurso del afectado al estimar probado que entreg documentos bancarios de ingresos y reintegros a una persona que no era cliente de la caja y que se los llev fuera de ella y los devolvi firmados supuestamente por los titulares de las cuentas, en las que no estaba autorizado.

Aade que lo correcto habra sido que esa firma se hubiera estampado en la oficina para que as los empleados hubieran podido comprobar la identidad del signatario.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD