27-07-2019 / 18:00 h EFE

La principal coalición de grupos civiles y partidos de Sudán ha rechazado los resultados de la investigación oficial del desalojo violento de la acampada frente a la sede del Ejército el pasado 3 de junio, en el que según los activistas murieron 130 personas y según los datos revelados hoy 87.

La alianza Fuerzas de la Libertad y el Cambio calificó en un comunicado los resultados anunciados este sábado por el comité formado por la Fiscalía General sudanesa como "un intento de ocultar la verdad y enterrarla bajo los escombros".

Ese comité, encabezado por Fath al Rahman Said, ha identificado a nueve oficiales de alto rango implicados en el brutal desalojo, pero no ha hecho públicos sus nombres ni el cuerpo al que pertenecen, y ha responsabilizado a un general que contravino las instrucciones y dio órdenes a los antidisturbios de abrir fuego contra los manifestantes.

Asimismo, Al Rahman Said negó hoy en una rueda de prensa que se registraran casos de violencia sexual, algo que la coalición de grupos civiles y partidos opositores ha rechazado tajantemente porque contradice los informes de varias organizaciones y testimonios que prueban que tanto mujeres como hombres fueron abusados.

Fuerzas de la Libertad y el Cambio exigió además la formación de un comité de investigación independiente, en base al acuerdo firmado recientemente con el Consejo Militar que gobierna Sudán para el reparto del poder entre los civiles y los uniformados.

Por su parte, la Asociación de Profesionales Sudaneses, que ha liderado desde el primer momento las movilizaciones en las calles, rechazó los resultados de las investigaciones y los consideró "no neutrales".

Su portavoz, Ismail Tash, destacó en una rueda de prensa que los muertos contabilizados por organizaciones opositoras y activistas son al menos 130 y no los 87 que ha reconocido hoy la Fiscalía en su informe.

Además, recordó que aún hay 38 desaparecidos desde los acontecimientos violentos del 3 de junio.

Ese día al amanecer, efectivos del Ejército y la Policía irrumpieron en la acampada ubicada en Jartum y dispararon contra los que allí se encontraban, quemando sus tiendas, destruyendo sus enseres y expulsándolos de la zona, según el relato de los manifestantes.

Los activistas responsabilizaron de la violencia a las autoridades y aseguraron que los que lideraron el asalto fueron las Fuerzas de Apoyo Rápido, cuerpo especial encabezado por el general Mohamed Hamdan Dagalo, alias Hemedti, vicepresidente de la junta militar y nuevo hombre fuerte de Sudán.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD