30-07-2019 / 21:00 h EFE

El Gobierno del estado amaznico del Par, situado en el norte de Brasil, inici este martes el traslado de 46 presos por su implicacin en la masacre que el lunes dej 57 muertos en un complejo carcelario tras un enfrentamiento entre bandas rivales.

La sangrienta disputa en el Centro de Recuperacin Regional de la localidad de Altamira entre las facciones criminal Comando Rojo y Comando Clase A acab con 16 reclusos decapitados y otros 41 que perecieron debido al humo que se extendi por el complejo despus de que los atacantes prendieran fuego al lugar.

Segn pudo constatar Efe en el local de los hechos, las autoridades de la Gobernacin de Par comenzaron la transferencia de un total de 46 presidiarios en la maana de este martes a otras prisiones del estado para garantizar su aislamiento.

La Superintendencia del Sistema Penitenciario del Par (Susipe) inform a Efe que 30 reclusos sern transferidos va terrestre, mientras que los otros 16, considerados ms peligrosos y apuntados como los lderes de la masacre, sern desplazados va area.

Diez de ellos sern recluidos en presidios federales de mxima seguridad en Belm, capital de Par, los cuales dependen del Gobierno federal y cuentan con un estricto control de seguridad.

La matanza carcelaria, considerada una de las mayores desde 1992, ha causado conmocin en la sociedad brasilea y volvi a abrir un intenso debate sobre las precarias condiciones de las instituciones penitenciarias del pas, el tercero con ms reclusos en el mundo, detrs solo de Estados Unidos y China.

Segn un documento del Consejo Nacional de Justicia, las condiciones del Centro de Recuperacin Regional de Altamira fueron consideradas "psimas", debido a su superpoblacin y escasez de agentes carcelarios.

Tras la masacre, la ONG Amnista Internacional (AI) carg contra las polticas del Gobierno comandado por el presidente Jair Bolsonaro y atribuy la masacre a un "reflejo" de un sistema carcelario "estrangulado" y a un modelo de seguridad pblica "agotado".

El organismo subray adems que "viene alertando acerca de la ampliacin de la poblacin carcelaria y sus condiciones en los ltimos aos".

"Estas personas, que estaban bajo la jurisprudencia del Estado brasileo para que fueran reeducadas y tuvieran nuevas oportunidades en la sociedad, deberan haber tenido sus vidas preservadas", recalc AI.

Preguntado este martes por periodistas sobre su posicin acerca del masacre en Altamira, una pequea ciudad ubicada a unos 850 kilmetros de Belm, Bolsonaro se neg a comentar el tema.

"Preguntad a las vctimas de los que han muerto all a ver qu piensan ellos. Despus de que contesten, yo os contesto a vosotros", dijo el mandatario.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD