07-08-2019 / 18:40 h EFE

Los separatistas del sur del Yemen, que reciben apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU), han amenazado con movilizar a sus fuerzas y tomar el palacio presidencial de la ciudad de Adén, sede temporal del Gobierno reconocido internacionalmente, en cuyos alrededores se han registrado hoy choques violentos.

El vicepresidente del denominado Consejo Transicional Sureño, que aboga por la secesión, Hani bin Buraik, acusó en un discurso retransmitido por la televisión local de Adén a los guardias del palacio de haber abierto fuego contra los participantes en el funeral del general Munir al Yafyee y otros once hombres de los separatistas.

Bin Buraik anunció la movilización de todas sus fuerza para marchar hacia el palacio de Maashiq y "aplastar al Gobierno" del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

Vestido de uniforme militar, Bin Buraik apareció en el canal de televisión junto a otros líderes del movimiento separatista que en otras ocasiones ha amenazado al Ejecutivo yemení y ha aprovechado su falta de autoridad sobre el terreno tras años de conflicto armado con los rebeldes hutíes.

La escalada se produce después de que 36 miembros de la milicia separatista Primera Brigada murieran el día 1 de agosto por el impacto de un misil y el bombardeo efectuado con un dron y reivindicado por los rebeldes chiíes, que le disputan el poder al Ejecutivo de Hadi.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para el Yemen, Martin Griffiths, expresó en un comunicado su preocupación por "la escalada militar en Adén, incluidas las informaciones sobre enfrentamientos en las cercanías del palacio presidencial".

Asimismo, advirtió que la violencia "contribuirá a la inestabilidad y el sufrimiento en Aden, y agravará las divisiones políticas y sociales y en el Yemen".

También el viceministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Anwar Gargash, ha llamado a la calma en su cuenta oficial de Twitter.

Agregó que "la escalada no puede ser la elección después de la operación terrorista" de los hutíes contra el campamento de las milicias que reciben entrenamiento y apoyo de Abu Dabi.

El movimiento separatista sureño se ha reactivado en los pasados años, en medio del conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los hutíes, y gracias al apoyo de las tropas de EAU, desplegadas en el Yemen en el marco de la coalición militar capitaneada por Arabia saudí que apoyo al Gobierno.

El Ejecutivo fue expulsado de Saná en 2015 y tanto el presidente Hadi como la mayor parte de los ministros residen en Riad, a pesar de haber declarado Adén como sede oficial del gabinete.

Las reivindicaciones separatistas tienen su origen en la anexión de la parte sur del Yemen por la República del norte en 1990 después de una cruenta guerra.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD