08-08-2019 / 16:30 h EFE

El expresidente de Kirguistán Almazbek Atambáyev se entregó y fue detenido hoy por la policía del país centroasiático, donde continúan los enfrentamientos violentos entre los partidarios del político y las fuerzas de seguridad.

"Después de largas negociaciones, decidió entregarse. Se lo han llevado a Biskek", la capital kirguís, informó uno de sus colaboradores a la agencia rusa RIA Nóvosti.

Pese a que sus partidarios intentaron bloquear la carretera, un convoy con varios automóviles y furgones policiales se llevó detenido a Atambáyev y a dos de sus asesores en el Partido Socialdemócrata, según la agencia Interfax.

De acuerdo con sus correligionarios, el antiguo mandatario se entregó para evitar que se repitieran los choques violentos de ayer en las inmediaciones de su residencia en la localidad de Koi-Tash, a unos veinte kilómetros de la capital.

Con todo, en el segundo asalto de la policía hoy a la residencia de Atambáyev se oyeron disparos y explosiones, pero se desconoce si hay víctimas.

El presidente de Kirguistán, Sooronbai Zheenbékov, aseguró que su antecesor será procesado por "delitos graves" por resistirse a la autoridad, al negarse la víspera a ser detenido y utilizar armas de fuego contra la policía.

"Atambáyev ha pisoteado burdamente la Constitución y las leyes de la república de Kirguistán al resistirse con la violencia armada a una investigación en el marco de la ley", dijo Zheenbékov en una sesión extraordinaria del Parlamento.

Almazbek Atambáyev, que gobernó el país entre 2011 y 2017, reconoció públicamente haber disparado contra la policía cuando los agentes intentaban apresarle en la tercera planta de su residencia.

A finales de junio el Parlamento kirguís retiró la inmunidad a Atambáyev que le correspondía como antiguo jefe del Estado, lo que allana el camino para su procesamiento penal.

La Fiscalía le acusa de enriquecimiento ilícito, apropiación indebida de terrenos, corrupción en el proyecto de modernización de una central eléctrica y liberación de un líder mafioso.

Atambáyev viajó a finales de junio a Moscú para reunirse en el Kremlin con el presidente ruso, Vladímir Putin, lo que hizo pensar a muchos en Kirguistán que pediría asilo político.

El primer presidente de la historia de Kirguistán, Askar Akáyev, se encuentra asilado en Moscú desde que fuera derrocado en la denominada Revolución de los Tulipanes, en 2005.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD