09-08-2019 / 23:10 h EFE

Cientos de argelinos se manifestaron hoy por vigésimo quinto viernes consecutivo contra el Gobierno y la iniciativa de la Comisión Nacional de Mediación y Diálogo, que busca negociar con el régimen una salida a la crisis política y social que vive el país desde hace ya seis meses.

Con mensajes como "La Comisión no representa al pueblo libre" o "El Hirak es nuestro idioma y el único diálogo es la retirada de la mafia", los participantes marcharon en la capital bajo un fuerte dispositivo policial acompañado de numerosos vehículos blindados hasta la Plaza de la Grande Poste, epicentro de las protestas.

Asimismo celebraron la excarcelación del activista Nadir Fetisi, detenido a principios de julio por enarbolar la bandera amazigh en una manifestación, un acto considerado una "violación de la unidad nacional" y por el que la fiscalía pedía una pena de 10 años de prisión y una multa de 1.500 euros.

En esta línea, los manifestantes exigieron la liberación inmediata de los cerca de sesenta detenidos que se encuentran actualmente en prisión preventiva, la mayoría por el mismo motivo. Entre ellos, el general Lajdar Buregaa, de 86 años y héroe de la Independencia, acusado de injurias a la autoridad y de socavar la moral del Ejército nacional.

La marcha de hoy coincide con una nueva ola de nombramientos en el seno de la magistratura por parte del jefe del Ejército argelino y hombre fuerte del país, el general Ahmed Gaïd Salah, que cambió a un total de 35 presidentes de tribunales regionales y 32 fiscales del Tribunal Supremo.

El pasado 4 de julio, la Comisión celebró su primera reunión en la que defendió la celebración de unas elecciones presidenciales a la "mayor brevedad posible", sin recurrir a un periodo de transición y sin la participación del actual régimen.

"Nosotros no representamos ni al Hirak (Movimiento de protestas) ni al poder", insistió su coordinador, Karim Younes, durante una conferencia de prensa al término del encuentro, en el que participaron una treintena de representantes locales.

Sus objetivos: designar la comisión de preparación, organización y control del proceso electoral y elaborar la hoja de ruta del próximo mandato de transición cuya misión principal será una "profunda" revisión de la Carta Magna.

Por otro lado, el responsable instó a los argelinos a continuar con las protestas en la calle "con el fin de mantener la presión de la sociedad, el único medio para garantizar el logro de las resoluciones".

Varias personalidades de peso rechazaron su participación en esta cita hasta que el Gobierno cumpla con sus reivindicaciones: la salida del actual gabinete y su reemplazo por una administración de tecnócratas, la puesta en libertad urgente de todos los detenidos y el cese de las agresiones contra los manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad.

El general Salah rechazó semanas antes las condiciones previas al diálogo, que calificó de "imposiciones", y recordó que el sistema judicial es el "único" soberano y no permitirá injerencias o influencias sobre él.

Una actitud que desacredita al presidente interino Abdelkader Bensalah, que había aceptado inicialmente sus demandas según el coordinador, y que podría poner el peligro las negociaciones en su fase inicial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD