20-08-2019 / 10:31 h EFE

El icónico edificio número 5 del complejo Pangu Plaza, una torre con forma de cabeza de dragón situada muy cerca de la zona olímpica de Pekín, se vendió hoy en una subasta por unos 5.187 millones de yuanes (735 millones de dólares, 663 millones de euros), informó la prensa local.

El comprador fue la empresa de promoción inmobiliaria pequinesa Beijing YuCheng Zhiye, según el diario hongkonés South China Morning Post.

Este edificio pertenecía al magnate Guo Wengui, uno de los más ricos de China hasta su fuga en 2014 para evitar una investigación por corrupción; desde entonces se encuentra exiliado en Estados Unidos.

La subasta fue organizada por un juzgado pequinés y se llevó a cabo a través del portal de comercio electrónico Taobao, donde ha recibido más de 144.000 visitas desde que se publicó la información en esa página web.

No obstante, tan solo dos usuarios se registraron para participar en la subasta, que terminó hoy a las 10.00 hora local (02.00 GMT), ya que se exigía una fianza de 1.000 millones de yuanes (142 millones de dólares, 128 millones de euros) para acceder a ella.

Taobao había valorado el edificio en unos 7.920 millones de yuanes (1.122 millones de dólares, 1.013 millones de euros), es decir, a la mitad de precio que los edificios de oficinas de las mismas características que se sitúan en esta zona del norte de la capital china.

La torre, de 39 pisos, alberga un hotel de lujo y la central en China del gigante informático estadounidense IBM.

Lo recaudado en la subasta se utilizará para zanjar una deuda de más de 3.000 millones de yuanes (425 millones de dólares, 384 millones de euros) contraída por Beijing Zenith Holdings, la empresa de Guo, con el Banco de Shanghái y un inversor de esa ciudad.

El citado banco ya había intentado sin éxito deshacerse del edificio en dos ocasiones, en las que no encontró comprador.

Guo es considerado un próximo al exviceministro de Seguridad Pública y antiguo responsable del espionaje chino Ma Jian, condenado en diciembre de 2018 a cadena perpetua por corrupción, implicación en transacciones forzosas y uso de información privilegiada.

Según las investigaciones, Ma habría utilizado su influencia para beneficiar a Guo.

Desde su exilio en Nueva York, el magnate ha lanzado numerosas acusaciones de corrupción contra importantes figuras del régimen comunista chino en entrevistas de prensa o en redes sociales, aunque sin aportar pruebas.

En abril de 2017, Interpol dictó una orden internacional de detención contra él por corrupción, algo que Guo rechazó asegurando que las acusaciones en su contra son "puras mentiras" que responden a una venganza de las autoridades comunistas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD