02-09-2019 / 18:30 h EFE

La Administración General de Aduanas de la República Popular de China ha comunicado este ñunes al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) la autorización oficial para exportar uva de mesa española a este mercado, ventas que podrán hacerse "de manera inmediata".

El MAPA ha confirmado en un comunicado que se cumple así el acuerdo alcanzado el pasado 28 de noviembre durante la visita de Estado a España del presidente chino Xi Jinping.

Las parcelas, los almacenes y las instalaciones de frío autorizadas por China figuran ya registradas en la aplicación informática del Ministerio para la gestión de importaciones y exportaciones para poder abordar las exportaciones en esta campaña.

Para la delegación china, esta aplicación es un "elemento clave" de control y gestión, que otorga confianza en el sistema de certificación fitosanitaria de España.

En esta línea, esta campaña ya podrán exportarse uvas procedentes de las parcelas e instalaciones inscritas y que cumplen los requisitos del acuerdo de exportación entre España y China.

Se ubican fundamentalmente en Murcia, Alicante y algunas zonas de Aragón, Andalucía y Castilla-La Mancha.

La autorización, en la que no se incluye la uva pasa, se ha logrado después de varios años de negociaciones "en los que ha habido que sortear numerosas dificultades técnicas", ya que según el Ministerio "China es un país extremadamente exigente en materia fitosanitaria".

La última auditoría de la delegación de técnicos y representantes de la administración china a España se produjo en julio, con el objeto de comprobar el cumplimiento del protocolo firmado.

China produce alrededor de 11 millones de toneladas de uva de mesa, pero las importaciones tienen "un importante valor" y las previsiones son de que, en los próximos años, sigan aumentando.

Actualmente, los principales exportadores de uva de mesa a China son Chile, Perú, Australia y Sudáfrica, aunque también Estados Unidos tiene ventas por importes significativos.

Según el Ministerio, China está interesada en adquirir fruta de de elevada calidad, principalmente sin semillas, y variedades nuevas que puedan aportar una diferencia con la producción doméstica.

Un informe reciente del ICEX aseguraba que el chino es un mercado que debido a su crecimiento, su liberalización y a la "limitada competencia por los protocolos necesarios para la exportación representa una oportunidad para las empresas españolas".

El valor de la venta de fruta española a China ha pasado de los 1,3 millones de euros en 2014 hasta superar los 49 millones de euros en 2019, según datos del ICEX.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD