18-09-2019 / 16:19 h EFE

Las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (RDC) mataron anoche al comandante de las rebeldes Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) Sylvestre Mudacumura, sobre quien pesaba una orden de arresto de la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de guerra.

"El siniestro Sylvestre Mudacumura, el comandante radical de la FDLR y sus comandantes fueron neutralizados, asesinados por las FARDC (Fuerzas Armadas de la RDC)", dijo a Efe el portavoz del Ejército Richard Kasonga.

Mudacumura, un general de etnia hutu nacido en Ruanda, contaba con una orden de arresto internacional emitida en 2012 por la CPI como sospechoso de cometer crímenes de guerra, incluidos ataques a civiles, asesinatos, mutilaciones, violaciones y torturas, entre enero de 2009 y septiembre de 2010.

El comandante fue "neutralizado" durante una "operación de limpieza" de las FARDC en la localidad de Bwito, en el territorio de Rutshuru, en el noreste de la República Democrática del Congo, puntualizó Kasonga.

Esta operación no guarda relación con el secuestro de veintidós civiles que los rebeldes ruandeses llevaron a cabo en la población de Kisharo, también situada en la provincia de Kivu del Norte, este martes.

Las FDLR están integradas por hutus que huyeron por el temor a represalias tras el genocidio de 1994 contra los tutsis y se reagruparon en la selva congoleña para intentar derrocar al nuevo presidente ruandés, el tutsi Paul Kagame.

También aterrorizaron a la población ruandesa -tutsi- que vivía allí antes del genocidio.

Ese grupo está compuesto por miembros del antiguo Ejército ruandés y de la milicia hutu ruandesa Interahamwe y siembra el terror entre la población civil de la zona oriental congoleña, robando, saqueando y secuestrando a civiles.

Las FDLR siguen siendo una de las bandas más activas del noreste congoleño, donde actúan más de 130 grupos armados y han muerto en los dos últimos años 2.089 personas, ha habido 100 víctimas de violaciones masivas y más de 3.600 personas secuestradas, según los datos de la herramienta de seguimiento Kivu Security.

Los rebeldes ruandeses han sido autores de al menos 41 muertes y 16 violaciones masivas en los dos últimos años y han secuestrado a 67 personas, de acuerdo con Kivu Security, un proyecto conjunto de Human Rights Watch y el Grupo de Investigación sobre el Congo (GEC) de la Universidad de Nueva York que cuenta con quince investigadores congoleños sobre el terreno.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD