19-09-2019 / 14:09 h EFE

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha constatado una mejora generalizada de la calidad ambiental de las aguas del río Guadalope a su paso por los municipios de turolenses de Castellote, Abenfigo y Mas de las Matas, tras los episodios de turbidez registrados por el vaciado, en febrero, del embalse de Santolea.

Según informa el Organismo de cuenca en una nota de prensa, la situación de mejora del cauce del Guadalope está reflejada en un reciente informe de evaluación de la situación ecológica del río aguas abajo de dicho embalse que recoge los datos de la campaña de muestreo realizada el pasado mes de julio.

El estudio constata una mejora de la calidad biológica del río a lo largo de los últimos meses, acreditada con la existencia de una comunidad estructurada de seres macroinvertebrados de gran variedad y presencia numérica.

A estos datos se suman los de seguimiento de la turbidez del caudal, que tras el descenso "importante" registrado durante el verano presenta una situación "cercana a la normalidad" desde un punto de vista ambiental.

Este informe, "Evaluación de la situación ecológica del Guadalope", es la continuación del realizado en febrero, cuando aumentaron los controles de la CHE ante el incremento de la turbidez en el río aguas abajo de Santolea, vaciado en febrero a causa de las obras de recrecimiento que ejecuta en la actualidad la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (AcuaEs).

Por esta razón, la CHE contrató un servicio para ampliar el seguimiento de la calidad de las aguas del Guadalope, con campañas específicas de macroinvertebrados que se prolongarán hasta la conclusión de los trabajos de recrecimiento.

El muestreo que ha servido de base al informe se realizó el pasado 10 de julio en cinco puntos establecidos previamente entre los municipios de Castellote, Abenfigo y Mas de las Matas y en la confluencia con el cauce del río Bergantes.

Los análisis físico-químicos llevados a cabo en estos puntos reflejan un agua bien oxigenada, con conductividad, PH y temperaturas propias del tipo de aguas del río Guadalope (mineralizado de baja montaña) y acorde con la época del año.

Las conclusiones sobre fauna bentónica de macroinvertebrados indican una mejora sustancial respecto a las muestras obtenidas en febrero, con una comunidad estructurada en todas las estaciones.

Además de los controles extraordinarios y ordinarios de la calidad del río realizados por la CHE, se mantienen los obligatorios de la sociedad AcuaEs para el seguimiento de la situación mientras ejecutan las obras de recrecimiento.

Respecto al seguimiento mensual de los niveles de turbidez, los últimos datos obtenidos, el pasado 12 de septiembre, sitúan en 30 miligramos por litro las partículas en suspensión en el punto aguas arriba de Calanda y en 75 en el río Guadalope en Santolea, en la derivación de la acequia Pinilla.

Estos números se encuentran cerca ya de una situación de normalidad, con una tendencia de descenso clara en verano y muy lejos del pico de 4.000 miligramos por litro del 8 de enero.

Ante posibles repuntes en situaciones de incremento de caudal por episodios de lluvias se mantiene el protocolo de aviso a los usuarios que se abastecen desde el azud de Abenfigo.

A esto se suma la próxima finalización de la ataguía aguas arriba de la presa del Cañón, que está construyendo AcuaEs y que generará una superficie de decantación y evitará la erosión de los sedimentos acumulados en el cauce, reduciendo así la turbidez aguas abajo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD