27-09-2019 / 18:00 h EFE

Hace diez años el guipuzcoano Iban del Campo descubrió en el Off-Off-Broadway neoyorquino los locales del nuevo burlesque, un mundo que le fascinó. Pensó que llegaba tarde para llevarlo al cine tras el boom de los 90, pero su persistencia como fenómeno le ha permitido rodar "Glittering Misfits".

Este documental, que presenta en la sección Zinemira del 67 Festival de San Sebastián, recopila materiales filmados en los últimos años, centrados en la figura de dos referentes de esa escena underground, Dirty Martini y Tigger.

Tras una experiencia previa, que dejó plasmada en el cortometraje" "Dirty Martínez", que llevó al Zinemaldia en 2009 y formó parte del programa Kimuak, impulsado por el Gobierno Vasco, Del Campo volvió a retomar la idea con el propósito de ampliar el foco.

En "Glittering Misfits", la cámara muestra a los compañeros de Dirty, sus espectáculos en los clubes nocturnos de Coney Island, sus puestas en escena alocadas, provocativas y reivindicativas.

Tigger, que es homosexual, confiesa al realizador casi en un susurro, mientras trabaja en la biblioteca del Fashion Institute of Technology, su otro medio de sustento, que todo el mundo que conoce ha llegado al burlesque "tras una frustración". "Somos inadaptados, bichos raros y perdedores, todos venimos de pasarlo muy mal", afirma.

Por eso cree que "un poco de sátira" es "una respuesta suave para lo que se les ha hecho pasar a los gais en Estados Unidos".

Iban del Campo dice a EFE que, "gracias al burlesque pueden desahogarse". "La magia que tiene es que ellos mismos se lo toman con mucho humor", asegura.

Después de sus cortos, el realizador vasco había dejado "como dormido" todo el material que había grabado en Nueva York hasta que en 2017, con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, sus estrellas, que no obstante seguían en la escena underground, "se reactivaron".

"Tigger lo hizo con mucha rebeldía", destaca el director guipuzcoano, que volvió entonces para grabar a estos artistas de la contracultura en sus espacios de trabajo. Y a Dirty Martini y Tigger también en sus modestos apartamentos, en sus vidas que son un ir y venir, pero que como en el caso de ella le han permitido mantenerse apartada de una oficina en los últimos veinte años.

"Todo lo que hago es en torno al burlesque, desde diseño de vestuario, a creación de personaje o modelo para artistas", explica en la película esta mujer que siempre ha tenido sobrepeso y que asegura que ésta "es una subcultura punk-rock de hazlo tú mismo". "Por eso tiene tanto éxito", apostilla.

La película es una autoproducción que del Campo presentará en otros festivales y para la que buscará distribución.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD