28-09-2019 / 10:49 h EFE

El Ayuntamiento de Móstoles ha emitido un comunicado en el que niega que la alcaldesa, Noelia Posse (PSOE), haya intervenido en la aprobación de un complemento de 800 euros al mes para su expareja, Gonzalo Sánchez Oliva, que ha pasado a formar parte del Grupo de Intervención Especial del Consistorio.

Sánchez Oliva ha sido situado esta legislatura como supervisor de dicho Grupo de Intervención Especial, un grupo constituido por Posse esta legislatura para la resolución de problemas urgentes en el mantenimiento de la ciudad, con lo que ha pasado a cobrar un complemento salarial de 800 euros al mes.

"Los trabajadores que conforman el Grupo de Intervención Especial no dependen en absoluto de la Alcaldía de la ciudad ni por tanto de la alcaldesa, sino de la Concejalía de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos, que tiene las competencias delegadas", aseguran desde el Ayuntamiento.

En el comunicado, insisten en que "son los concejales de las áreas los encargados de dimensionar y organizar el trabajo, para lograr que los servicios se presten de manera eficaz y eficiente, así como de atribuir a cada puesto el complemento económico que se determina".

Además, añaden que este grupo especial, cuyo embrión "lleva gestándose varios años", está compuesto "por un numeroso grupo de trabajadores municipales, que perciben, todos ellos, un suplemento a su salario para compensar el trabajo de cubrir las guardias que realizan al margen de su jornada laboral".

"Cuando en el mandato anterior se asumió el Gobierno, se comprobó desde el inicio que una ciudad tan grande y con tanta población como Móstoles, debía contar con trabajadores que pudieran cubrir y solventar de manera urgente cualquier incidencia o necesidad las 24 horas del día los 365 días del año", concluyen.

Antes de que apareciera esta nueva polémica, la regidora socialista había descartado ayer su dimisión después de que hasta cuatro cargos de confianza hayan renunciado en las últimas dos semanas, asegurando que desconocía la trayectoria de algunos de los nombramientos que realizó ella misma como libre designación.

Preguntada por si se había planteado su dimisión, la regidora socialista ha afirmado que no, ya que no había cometido "ninguna irregularidad" por la que se tenga que marchar y que "lo importante es rectificar", como ha ocurrido, dice, con todos los nombramientos que han sido cuestionados.

La presión sobre Posse ha aumentado esta semana después de conocerse la renuncia de la coordinadora de Gabinete de Alcaldía, Alicia Domínguez Villarino, amiga personal de la alcaldesa, y del gerente del IMS, Luis Vázquez, cuyo pasado en la Fundación Clínica Universitaria de la URJC estaba siendo cuestionado.

Estas dos renuncias se suman a la revocación, el 12 de septiembre pasado, del nombramiento de su hermana, Laura Posse, que había sido designada como coordinadora de mensajes y redes sociales, un cargo de libre designación con una remuneración anual de 52.000 euros, y la renuncia al ascenso de su tío, Vicente Posse, un día después.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD