29-09-2019 / 19:50 h EFE

Más de 40.000 nigerianos procedentes de los estados del norte de su país se han refugiado en Níger huyendo de la violencia que impera en su país y tras un viaje en condiciones particularmente penosas por estar la región en plena estación de las lluvias, informó hoy la Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA) en Niamey.

El boletín semanal de la OCHA en Niamey alertó hoy de que este movimiento de refugiados es atribuible al recrudecimiento de la violencia, los secuestros y los asesinatos perpetrados por grupos armados "cuyas motivaciones exactas son vagas".

Según la OCHA, una primera oleada de 15.000 refugiados llegó a Níger a mediados de mayo de este año, seguida de otra en julio, y posteriormente ha continuado sin cesar, aunque en número más bajo.

Las previsiones del Gobierno de Níger y de la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (ACNUR) indican que se esperan 50.000 refugiados en la región nigerina de Maradi hasta fin de año, una cifra que supera la población local, de 45.000 habitantes.

Cuando llegan a las distintas localidades de la región, los refugiados nigerianos son alojados por familias, que comparten con ellos techo y comida, dijo a Efe por teléfono Adamu Salissu, cargo local electo en la región de Maradi.

Pero la llegada incesante de nuevos refugiados ha hecho que la situación se degrade y que la población local se vea expuesta a la precariedad, alertó.

El "mecanismo de repuesta rápida" establecido por el gobierno para responde a esta situación en 40 localidades ha establecido que un 64% de familias de la región acoja una media de 23 personas por familia.

Pero a su vez, estas poblaciones han sufrido grandes daños por las recientes inundaciones, que han dejado a 25.000 damnificados en la región.

La OCHA teme que esta situación derive en un agotamiento de las reservas de agua potable y de alimentos, lo que supondrá la propagación de enfermedades como el sarampión, la polio o el cólera, que ya son una realidad en la región.

ACNUR ha elaborado el pasado agosto un plan de choque de 16,8 millones de dólares para aportar asistencia y protección a 65.000 personas afectadas (50.000 refugiados de Nigeria y 15.000 pobladores locales) en los sectores de agua, higiene, alimentación y sanidad durante los próximos seis meses.

Entre los refugiados malienses y los nigerianos, así como las poblaciones internas desplazadas por otros casos de violencia (principalmente en la región sureste de Difa), Níger tiene actualmente una población de 300.000 personas fuera de sus domicilios, según las últimas estadísticas oficiales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD