30-09-2019 / 14:40 h EFE

Aragón mantuvo en 2018 los indicadores económicos y sociales por encima de la media del país, con un avance del PIB del 3 por ciento frente al 2,6 % de España y 2 % de la UE, pero al Consejo Económico y Social de Aragón le preocupa una menor inversión en I+D que hace necesario "un gran esfuerzo".

Esta es una de las conclusiones que el presidente del CESA, José Manuel Lasierra, ha destacado en la presentación en las Cortes del informe elaborado por el organismo sobre la situación económica y social de la comunidad de 2018, en la que ha destacado, respecto a la I+D, que en España es básicamente pública y las administraciones han hecho un esfuerzo, por lo que sigue siendo un reto del sector privado para "ponerse a la altura" de otros países.

Según el CESA, pese al cambio de tendencia registrado desde 2014, Aragón sigue sin recuperar lo gastado en los años previos a la crisis (-15,2 %) y está por debajo de la evolución de España (-4,2 %) y muy lejos del gasto medio europeo, que ha crecido un 33 %. En Aragón, el gasto por habitante se situó el año pasado en 238 euros, frente a los 302 de España y los 709 de media europea.

En cuanto a la situación económica actual, Lasierra ha apuntado que si bien se percibe una desaceleración de la economía, Aragón se mantiene por encima de la media del país, aunque a todas las autonomías les tocará revisar las previsiones de crecimiento tras rebajar el Banco de España la del país al 2 %.

Ha apuntado que si no se complican más las cosas por el "brexit" o la guerra comercial -entre Estados Unidos y China- se puede pensar que esta desaceleración es momentánea, cíclica y no una crisis profunda y "desde luego, nada que ver" con lo vivido hace diez años.

Ha precisado, no obstante, que la está sufriendo "ligeramente" la industria y también la construcción y los servicios, aunque la agroindustria "sigue manteniendo un pulso sólido".

El año pasado, la construcción fue el sector que lideró el crecimiento con una expansión del 7,4 % y destacó el buen comportamiento de la industria que, pese a moderar su avance al 2,8 %, creció el doble que la media española.

El CESA destaca además en su informe que en el ámbito laboral, y en consonancia con la buena marcha de la economía aragonesa, el paro siguió disminuyendo, aunque con menor intensidad que en el conjunto, acortándose el diferencial en un punto al situarse las tasas de paro en el 10,6 % y el 15,3 %, respectivamente.

En 2018 se crearon 8.000 nuevos puestos de trabajo y más de 6.000 personas abandonaron el desempleo, aunque las cifras del mercado de trabajo aragonés todavía se sitúan lejos de las anteriores a la crisis, dado que queda por recuperar más del 40 % de puestos de trabajo perdidos durante la recesión económica y el nivel de desempleados en 2018 doblaba el de 2007.

Además, seguían en niveles muy altos el paro juvenil (27,5 %), la tasa de temporalidad (55,4 %) y la parcialidad en este sector de población (26,6 %).

En todo caso, los aragoneses siguen teniendo mejores condiciones de vida que el conjunto de los españoles, su renta es mayor y más igualitaria que la del conjunto del país.

Así, el índice Gini, uno de los más empleados para medir la desigualdad, desciende de forma ininterrumpida desde 2014 y lo hace de una forma mucho más acusada en Aragón que en el conjunto del país, lo que para el CESA pone de manifiesto un menor nivel de desigualdad en la distribución de la renta de la población aragonesa.

A la presentación del informe ha asistido la consejera de Economía, Marta Gastón, quien ha insistido en que el informe refleja una "mejora sin autocomplacencia" de Aragón el año pasado y marca las líneas a mejorar, como la I+D, si bien ha recordado el esfuerzo que se ha empezado a hacer en el sector productivo, en concreto en la automoción y el coche eléctrico, de 12 millones de euros.

Sí ha enfatizado, en contra de lo que algún "agorero" insiste en repetir, que los indicadores de Aragón no muestran las señales que se registran a nivel nacional.

En ese sentido, ha subrayado que si en Aragón ha caído el número de autónomos es porque se han aplicado las políticas del Ministerio de Trabajo para que los falsos autónomos se conviertan en empleados por cuenta ajena, y no se producen fugas de empresas, sino cambios corrientes de domicilio social entre comunidades.

"Eso es palmario, lo podemos repetir por activa y por pasiva, pero es un desgaste tremendo tener que ir diciéndolo cada día", ha dicho la consejera, quien ha lamentado que esos agoreros "sigan el mantra de cuanto peor, mejor para ellos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD