30-09-2019 / 17:30 h EFE

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha revocado parcialmente la sentencia que el pasado mes de mayo condenó a Jonathan de la Fuente a 26 años de cárcel por el asesinato con alevosía de su mujer, Mónica Berlanas, en Arévalo (Ávila).

Tras los recursos presentados por la defensa de De la Fuente y del fiscal, al que se adhirieron las acusaciones popular y particular, así como el Abogado del Estado, este nuevo fallo rebaja un año la pena impuesta al condenado y aumenta las medidas accesorias contra él respecto a la prohibición de acercamiento a sus dos hijas y a la familia de Berlanas.

La Sala de lo Civil-Penal ha estimado parcialmente el recurso de Jonathan de la Fuente, al entender que la condena por asesinato, con la concurrencia de las agravantes de parentesco y de género, así como por otro delito de lesiones psíquicas en el ámbito familiar, supone la existencia de un "concurso ideal" de ambos.

Esto significa que, en aplicación del artículo 77 del Código Penal, el titular de esta sala del TSJ considera que no puede ser penado el delito de lesiones, por separado al de asesinato, de ahí que se le imponga a Jonathan de la Fuente una sola pena de prisión por ambos delitos.

Teniendo en cuenta que en estos caso prima la pena máxima impuesta, es decir, la de los 25 años de prisión por asesinato con alevosía, queda anulado el año de prisión, así como las medidas accesorias.

Dichas medidas incluían la privación del derecho a la tenencia y porte de armas, así como la prohibición de acercamiento, comunicación y entrada en el término municipal abulense de Nava de Arévalo, donde residen sus dos hijas con sus abuelos y su tía.

Por otra parte, la Sala Civil-Penal del TSJ ha estimado parcialmente el recurso del Ministerio Fiscal, al que se sumaron posteriormente las acusaciones y la Abogacía del Estado, sobre las medidas accesorias impuestas al condenado.

En este sentido, el juez ha revocado parcialmente el fallo, al añadir la prohibición a De la Fuente de aproximarse o acercarse a sus dos hijas, los abuelos y la tía maternos "en cualquier lugar donde se encuentren, a una distancia inferior a 500 metros".

La sentencia en este apartado prohibía expresamente a Jonathan de la Fuente acudir "al municipio de Nava de Arévalo (Ávila) o cualquier otra en que pudieran fijar su residencia sus hijas, los abuelos maternos o la tía materna".

Ahora, el fallo habla de "cualquier lugar donde se encuentren", es decir, en el trabajo, colegio o lugar de viaje, entre otras posibilidades.

Y todo ello, durante un periodo de diez años superior a los 25 de prisión impuesta por el delito de asesinato, es decir, un total de 35 años de alejamiento de los padres y hermana de Mónica Berlanas, así como de sus dos hijas.

Los hechos se produjeron el 6 de octubre de 2016 en Arévalo, cuando Mónica Berlanas tenía 33 años y sufrió la agresión de su pareja en presencia de la hija mayor de ambos, que en aquel momento tenía 3 años y en la actualidad vive con sus abuelos maternos y se encuentra en tratamiento por las secuelas de lo que vivió hace tres años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD