01-10-2019 / 20:09 h EFE

La Policía de Kenia mató hoy a tres sospechosos y detuvo a otros siete en una redada antiterrorista en la turística ciudad costera de Mombasa (sur), en la que se incautó de diversas armas y material para fabricar bombas.

"Tres supuestos terroristas fueron heridos mortalmente en un tiroteo" en una casa de la zona de Likoni, en una operación en la que participaron 20 agentes de la Brigada Antiterrorista de la Policía (ATPU) y la unidad de las fuerzas especiales Recce Squad, informó el Directorio de Investigaciones Criminales (DCI).

"Los detenidos están actualmente siendo interrogados", señaló el DCI, sin especificar si los fallecidos y los arrestados guardan relación con algún grupo terrorista.

En la redada, efectuada a primera hora de la mañana, los agentes requisaron un fusil de asalto G3, unas 1.600 balas, una granada, cinco kilos de nitrato de amonio (explosivo para hacer bombas), seis machetes, nueve pasamontañas y uniformes militares y policiales, entre otros objetos.

Según la Policía, los tres sospechosos abatidos planeaban atentados en Mombasa, una área muy turística y famosa por sus playas paradisiacas.

La operación se desarrolló tres días después de que la Policía keniana advirtiera de que el somalí Abdiwaahid Khalif Abdi, alias "Ise Tarabuun", llegó a Kenia este 24 de septiembre.

Las fuerzas del orden pidieron a Abdi, sospechoso de pertenecer al grupo yihadista Al Shabab y detenido en su país en 2017 por delitos de terrorismo aunque fue después liberado en circunstancias poco claras, que se entregara en la comisaría más cercana.

La Policía también solicitó la colaboración ciudadana para dar con su paradero, sin aclarar los motivos.

Asimismo, la redada tuvo lugar casi tres semanas antes de las celebraciones en Mombasa del "Mashujaa Day" (Día de los Héroes), jornada festiva en todo el país.

Desde octubre de 2011, cuando el Gobierno keniano envió al Ejército a Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en su territorio, los radicales islámicos han perpetrado numerosos ataques en Kenia.

Esta organización terrorista, que controla parte del territorio en el centro y sur somalí y aspira a instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí, se atribuyó el atentado del pasado 15 de enero contra un complejo hotelero de Nairobi, que causó 21 muertos.

El peor atentado de Al Shabab, que se afilió a la red terrorista Al Qaeda en 2012, en suelo keniano ocurrió en abril de 2015, cuando 148 personas murieron en el asalto de un comando terrorista a la Universidad de Garissa (norte).

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD