07-10-2019 / 15:00 h EFE

En "un mundo de condiciones volátiles", donde todo está conectado y los espacios geopolíticos son cada vez más difusos, la Unidad Militar de Emergencias (UME), la "cara amable" de las Fuerzas Armadas, ha celebrado este lunes sus 14 años de "servicio constante e ininterrumpido a la sociedad".

Al acto ha asistido el delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, junto a sus homólogos en Castilla y León y Asturias.

En el marco de la celebración del día de su patrona, Nuestra Señora del Rosario, en la base militar Conde de Gazola (Ferral del Bernesga), el jefe del Quinto Batallón de la UME, José Alberto Barja Navarro, ha destacado que "los ejércitos han implorado tradicionalmente la existencia divina frente a situaciones críticas en las que han estado dispuestos a dar la vida para salvar la de otros".

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha prendido en su guion la corbata de la Orden del Mérito Civil por unas actuaciones -526 desde sus inicios- entre las que destacan la mayor inundación de la historia del Principado tras desbordarse el Nalón y el Sella en junio de 2010; los incendios que arrasaron 12.825 hectáreas de 42 municipios asturianos en octubre de 2017, y las nevadas caídas en el Principado a finales de octubre de 2018.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha subrayado su "solvencia", "ejemplaridad", "voluntad de servicio" y "altísima eficacia" ante las catástrofes en las que han actuado: 55 este 2019.

"Han intervenido en 32 ocasiones para extinguir incendios forestales, nueve en la provincia de Ávila", ha explicado en un "reconocimiento unánime" absolutamente merecido.

De igual modo, su homólogo en Cantabria, Eduardo Echevarría, ha distinguido como 'Soldado UME de Honor' al teniente general Virgilio Sañudo Alonso de Celis, por sus seis años como director general de Protección Civil.

Durante su intervención, Barja Navarro ha tenido palabras para los 30 años de misiones de paz con "más de 177.000 militares desplegados para defender las libertad fuera de las fronteras españolas".

Su trabajo, en sus propias palabras, ha costado la vida de 170 compañeros, pero "ha permitido incrementar la seguridad en zonas de conflicto y mitigar los efectos negativos sobre nuestros pueblos".

De negro y con la boina mostaza, cerca de medio millar de efectivos han desfilado en una mañana soleada en la que Barja Navarro ha querido reconocer su "esfuerzo" en los recientes incendios de Canarias y las devastadoras inundaciones de la Vega Baja del Segura.

"Volverán los días que nos pondrán de nuevo a prueba ante la amenaza de las llamas, el aislamiento de las nevadas o la inundación por las aguas que bajan de las montañas", ha recordado el jefe del Quinto Batallón de la UME.

Días en los que "afrontar la tragedia" de la mano de unas comunidades autónomas, cuyas capacidades complementa y equilibra.

El himno de la UME, compuesto por Francisco Grau Vegara, fallecido recientemente, ha cerrado un acto -presidido por el general José Rivas Moriana- que también ha tenido un sentido homenaje para Héctor Luelmo Mayo, que murió en el pantano de Entrepeñas, en la localidad de Sacedón (Guadalajara), tras desaparecer mientras realizaba prácticas de buceo en marzo de 2011.

Junto a los delegados del Gobierno en Asturias, Cantabria y Castilla y León, ha estado el responsable de la administración estatal en León, Faustino Sánchez; la directora general de la Agencia de Protección Civil de la Junta, Irene Cortés; el presidente de la Diputación provincial, Eduardo Morán; la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, y el rector de la Universidad de León (ULe), Juan Francisco García Marín, entre otras autoridades.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD