07-10-2019 / 18:12 h EFE

El ministro de Agricultura, Luis Planas, y los consejeros autonómicos, entre ellos el cántabro Guillermo Blanco, han constatado su "unidad de puntos de vista" contra la subida de aranceles anunciada por EEUU contra productos españoles y han reclamado firmeza a la Unión Europea (UE) en su defensa.

Planas ha reunido a los responsables de las comunidades autónomas en el Consejo Consultivo de Política Agraria Común (PAC) y la Conferencia Sectorial de Agricultura, en una jornada en la que también abordarán los citados aranceles estadounidenses y la proximidad del "brexit".

El ministro ha cifrado en 765 millones de euros el impacto económico de los aranceles, en una estimación elaborada a partir de las ventas de España a EEUU en 2018 de los alimentos que aparecen en el listado arancelario, cuya entrada en vigor está prevista para el 18 de octubre.

"Todos estamos unidos en la firmeza de la negociación" entre la UE y EE.UU. para conseguir que el sector agroalimentario "quede fuera de estas posibles sanciones", porque en este caso "no es el objeto de la disputa", ha afirmado Planas en alusión al origen del conflicto, vinculado con las ayudas públicas europeas a Airbus.

El consejero cántabro de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha coincidido con el ministro en que "no se puede tolerar que el sector agroalimentario sufra las represalias comerciales de un conflicto de la industria aeronáutica".

Por ello, ha destacado el consenso en defensa de los intereses del sector, según informa en nota de prensa el Gobierno regional.

Guillermo Blanco ha recordado que los principales productos que se podrían ver afectados en Cantabria son los derivados lácteos.

Planas ha avanzado que mañana se reunirá con representes del sector agroalimentario y viajará a Bruselas el miércoles.

Entre las medidas que ha planteado en caso de que se confirme la propuesta de Trump están el almacenamiento privado de aceite, ayudas extraordinarias (como las otorgadas en el caso del veto ruso) y potenciar la promoción.

Respecto al brexit, se han analizado los planes de contingencia para asegurar que no haya problemas de abastecimiento y logísticos, especialmente de alimentos perecederos y el sector pesquero.

Por parte de las comunidades autónomas, sus representantes han coincidido en el mensaje de unidad y oposición a la decisión estadounidense.

Guillermo Blanco ha defendido la postura de Cantabria ante la nueva Política Agraria Común sobre un modelo de explotación agraria familiar, "dada la clara vocación ganadera y la estructura minifundista que predomina en la región, así como la preferencia que la nueva PAC debe otorgar al sector profesional".

Ha abogado por facilitar el relevo generacional con medidas como la de excluir de las ayudas directas -de apoyo a la renta- a las clases pasivas y suprimir el régimen de pequeños agricultores, "recuperando los fondos para quienes realmente viven de la agricultura".

"El sistema de ayudas debe centrarse exclusivamente en las personas cuya renta proceda de la actividad agraria en un 50 %", ha opinado el consejero cántabro, quien se ha mostrado partidario de suprimir el actual sistema de derechos individuales "porque perjudica a los jóvenes que quieren incorporarse a la actividad agraria y carecen de ellos".

Blanco ha apostado por impulsar la discriminación positiva en los pagos directos hacia las zonas de montaña y, ante la estructura familiar de las explotaciones cántabras, pide límites máximos de ayudas y una reducción progresiva de los pagos, porque "la PAC no puede ser un instrumento de desigualdad, sino todo lo contrario", ha afirmado.

Ha insistido en que la postura cántabra sobre la nueva PAC “está consensuada” con el sector y varios grupos parlamentarios, además de ser asegura que es "muy coincidente" con la de las comunidades autónomas de la Cornisa Cantábrica.

Respecto a la pesca, Blanco ha recordado que Cantabria es “defensora de una gestión sostenible, en la que se tenga en cuenta la dependencia socioeconómica de cada una de las flotas respecto de las pesquerías que sufren recortes, así como su dependencia histórica”.

Y en relación al verdel, Blanco ha recordado que es una especie "histórica" para la flota cántabra y que ha sufrido importantes recortes y, por ello, ha insistido en que Cantabria ha trasladado que si se produce un nuevo reparto de cuota, !éste ha de realizarse teniendo en cuenta dichos criterios de historicidad, además de los puramente socioeconómicos”.

"Se debería tener en cuenta la situación de partida previa a los recortes, ya que ésta muestra la realidad de la flota que luego ha sido modelada por ellos. Esto debería ser así tanto en esta especie como en otras, en las que salimos perdiendo frente a otras comunidades por no tener datos históricos”, ha añadido.

Blanco también ha aprovechado la reunión sectorial de pesca para manifestar la postura de Cantabria sobre la necesidad de incrementar la cuota del bonito.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD