08-10-2019 / 18:22 h EFE

La organización agraria UPA de Zamora ha solicitado este martes la dimisión del vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y del consejera de Sanidad, Verónica Casado, por la reestructuración sanitaria que se va a acometer como proyecto piloto en la zona zamorana de Aliste.

UPA ha denunciado en un comunicado que la intención de la Sanidad pública de Castilla y León (Sacyl) es la de hacer de los ciudadanos de ese área limítrofe con Portugal "auténticos conejillos de indias" en políticas sanitarias que "atentan" contra los vecinos del medio rural.

Por ello, ha reclamado la dimisión de ambos cargos del Gobierno castellanoleonés por "jugar con el modelo asistencial" en el medio rural de la provincia de Zamora.

Además de pedir las dimisiones, UPA Zamora va a proponer en la plataforma en defensa de la sanidad pública de Zamora, de la que forma parte, que se convoque una gran manifestación para "exigir" a la Junta de Castilla y León que deje de "jugar" con los zamoranos.

A juicio de esta organización agraria, las propuestas sanitarias del Gobierno autonómico, como fusionar consultorios médicos, prestar atención sanitaria vía Internet cuando hay problemas de conexión en muchas zonas rurales de la provincia o sustituir médicos por enfermeros son "descabelladas".

Tras el anuncio que realizó un alto cargo del Gobierno regional de implantar ese sistema en distintas zonas de la Comunidad, ahora el Ejecutivo autonómico ha "rectificado" al indicar que únicamente llevará a cabo una experiencia piloto en Aliste, lo que ha causado la indignación de UPA.

Por ello, ha solicitado la dimisión o el cese "fulminante" tanto de Igea como de Casado al considerar que la propuesta es "sectaria" y "antisocial".

UPA ha mostrado su disposición a salir a la calle para participar en todas las manifestaciones que sean necesarias para frenar el plan piloto para Aliste, que ha calificado de "atropello" a la ciudadanía del medio rural.

Ha lamentado además que se juegue con la población rural y con la desprotección que sufren los ciudadanos en unos servicios que deberían ser modélicos.

La organización agraria ha aludido a algunos de los problemas sanitarios que tiene la provincia de Zamora, como la reducción de profesionales sanitarios, la precariedad de sus condiciones laborales, las visitas insuficientes a algunos municipios para pasar consulta y la pérdida de calidad en la atención primaria

Del mismo modo, ha denunciado las listas de espera quirúrgica y la "saturación de enfermos en instalaciones que se han quedado vetustas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD