16-10-2019 / 17:02 h EFE

Dos helicópteros y sus respectivas cuadrillas arrojarán 130.000 kilos de paja a partir de este jueves en las zonas afectadas por el incendio que arrasó a finales del pasado mes de junio 1.400 hectáreas en los municipios abulenses de Pedro Bernardo y Gavilanes.

Se trata de unos trabajos denominados "acolchado de suelo con paja de cereal", que se han llevado a cabo "con buenos resultados" en la zona afectada por el incendio en la Sierra de Guadarrama, para "reducir la degradación del suelo por efecto de las cenizas y la erosión".

Según ha informado este miércoles en una nota de prensa la Junta, estos trabajos de restauración serán realizados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente del Gobierno autonómico.

"Los buenos resultados obtenidos con esta técnica en el Parque Nacional de Guadarrama, han aconsejado ponerla en práctica también en las localidades abulenses que sufrieron un incendio a primeros de julio", ha señalado la Junta, en referencia a este fuego que comenzó en Gavilanes y se expendió al vecino municipio de Pedro Bernardo.

De los 130.000 kilos de paja que se dejarán caer sobre las 1.400 hectáreas afectadas por el incendio, 100.000 se arrojarán en la zona de Pedro Bernardo y el resto en Gavilanes.

Para la Junta, se trata de una actuación "esencial para minimizar los aportes de cenizas y partículas de suelo, sobre todo a los arroyos, que en muchas ocasiones abastecen de agua a las poblaciones cercanas".

Este incendio se declaró el pasado 28 de junio, a más de mil metros de altitud, en medio de la mayor ola de calor registrada en España, con temperaturas relativas récord para la época, quemando 1.400 hectáreas de terreno, tras iniciarse debido al contacto de una línea eléctrica con el arbolado.

Numerosos medios humanos y materiales, entre ellos la Unidad Militar de Emergencias (UME), intervinieron en la extinción de unas llamas que se prolongaron durante varios días.

Desde entonces, la Junta de Castilla y León y el MAPA han ejecutado "de forma coordinada actuaciones hidrológico-forestales de emergencia" en el área afectada por el incendio forestal, con el objetivo de "frenar la degradación y reducir las pérdidas de suelo y cenizas por erosión".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD