22-10-2019 / 16:30 h EFE

Reforzar mensajes en favor de la diversidad racial, de género y sexual a través del arte se ha vuelto "más urgente" en un momento en que los grupos conservadores ganan terreno en Brasil y otros países del mundo, defienden las cantautoras brasileñas Karol Conká y Mel Duarte, que se presentan en distintos conciertos en Madrid esta semana.

"Siempre fue importante posicionarse en favor de la diversidad, pero ahora, más que nunca, es necesario hablar más, (...) gritar más fuerte", declara Conká, en una entrevista telefónica con Efe antes de presentar por primera vez en España las canciones de su más reciente álbum, "Ambulante" (2018), en conciertos en Barcelona, el miércoles, y en Madrid, el jueves.

"Estos temas son urgentes. No nos podemos quedar en tierra de nadie. Es la hora de posicionarse", afirma, por su parte, Duarte, que mostrará, también por primera vez en España, las canciones del álbum "Mormaço" (2019) en el Festival Internacional de Palabra, Acción y Sonido (Flipas), el próximo viernes.

Las dos artistas tienen aspectos comunes: crecieron en las periferias de grandes ciudades y usan el "verbo" como arma para transmitir de manera sencilla temas, a veces complejos, y que comúnmente tienen que ver con el racismo y el feminismo. Conká hace llegar su menaje a través del rap y el hip hop y Duarte por la poesía en la música, literatura y el slam, un formato en el que los artistas compiten recitando creaciones propias.

Originaria de Sao Paulo (sudeste de Brasil), Duarte participó en la grabación del videoclip de la canción "Vogue del Gueto", del último álbum de Conká, en la cual la artista de la ciudad de Curitiba (en el sur brasileño) canta: "Déjala a ella andar como quiere. Déjale a él ser quien quiere. No importa si es hombre o mujer. Blanco o negro, lo que sea".

"Siempre estuve junto con la comunidad LGTB (...) Hace parte de mi día a día, y cuando noté que a las personas les gustaban escuchar eso, entendí la necesidad de hablar más", justifica Conká.

Las cantautoras creen que es real el riesgo de una vuelta de la censura a Brasil, legitimada por el gobierno del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, y que "más que nunca" es importante luchar contra el movimiento autoritario que intenta "silenciar voces" de colectivos como los formados por negros, LGTBs y mujeres.

"Es válido temer. El miedo instalado en Brasil es grande, pero prefiero pensar que no va a pasar. Nadie quiere vivir lo que hubo en el pasado (en la dictadura)", defiende Conká. "Creo que la cultura es tan grande, que cuanto más nos fortalecemos y enseñamos soluciones distintas, más encontramos el camino correcto", agrega.

Para Duarte, el riesgo de censura es notable en los movimientos artísticos callejeros, con la presencia de simpatizantes del mandatario ultraderechista "monitoreando" presentaciones públicas, y también con "gran dificultad" para presentarse en espacios culturales del Servicio Social del Comercio (Sesc), que tiene una amplia red de teatros en Brasil.

Las dos artistas también consideran "fundamental" ocupar otros espacios, más allá de los escenarios, con el objetivo de ampliar la potencia de sus mensajes. Conká presentó durante dos años un programa de belleza en una cadena de televisión brasileña privada, llamado "Superbonita", y Duarte admite que sus libros de poesía "no llegan a todos".

"Si pienso en públicos de las áreas periféricas (como favelas), alcanza menos aún. (...) Por eso importante estar presente físicamente, en distintos sitios", justifica Duarte.

La mirada "exótica" hacia mujeres negras es todavía una realidad dentro y fuera de Brasil, defienden las artistas, por lo que es importante también subvertir el estigma que asocia este perfil femenino a la sexualidad.

En el disco más reciente de Conká hay dos canciones con fuerte contenido sexual, "Suíte" y "Dominatrix", pero, según ella, en las dos la mujer es más protagonista que objeto del placer. "La clave es entender a la mujer como alguien que tiene sentimientos y el derecho de ser amada y sentirse sexy a la vez", declara.

Duarte dijo que observó, en Madrid "poquísimas mujeres negras" y que por esa razón, entiende que se les vea como algo distinto. "Lo que tenemos que hacer es desmitificar y mostrar que la mujer negra, brasileña, no es solo un cuerpo que baila, sino que puede salir a todos los lugares y ocupar cualquier tipo de trabajo, incluso la poesía", completó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD