23-10-2019 / 15:41 h EFE

Cantabria ha registrado este miércoles 130 incidencias por las fuertes lluvias, una situación que, según el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, está mejorando con la marcha de las borrascas por el cambio en el viento y tras haber pasado ya "el peor momento" con la pleamar de las 13.00 horas.

"Somos optimistas. Las predicciones son buenas", ha destacado el jefe del Ejecutivo cántabro tras presidir un punto de información sobre el estado de la región por las lluvias, en la sede del 112 en Cantabria.

Revilla ha subrayado que un cambio en los vientos ha ayudado a que de las dos borrascas que azotan la comunidad autónoma, una se marche en dirección a Asturias y la otra, que esta tarde estaba previsto que descargase con "muchísima fuerza" en la zona del Asón, se esté desplazando hacia la costa.

"Ha habido lo de siempre y en los lugares de siempre", ha subrayado, en referencia a que los espacios más afectados por las lluvias, que han sido la cuenca del Besaya, del Saja y del Deva.

Así, se han contabilizado cortes ferroviarios, crecidas en los ríos, fallos en el suministro eléctrico y electrónico, inundaciones en 35 locales, un rescate, vehículos atrapados o una decena de argayos en las calzadas de la región.

Los municipios en los que más incidencias se han registrado son Cabezón de la Sal y Santander (17) -aunque en la capital cántabra han actuado los bomberos municipales-, Val de San Vicente (16) y Valdáliga (14).

Lo más preocupante era Puente San Miguel, a la altura de Ganzo, donde se mantenía la alerta, pero Revilla ha dicho que se espera que no se desborde el río con la bajamar.

"Si la lluvia hubiera continuado hoy por la tarde se habrían agravado los temas", ha reconocido el presidente cántabro, quien ha valorado la actuación y coordinación de los cuerpos de seguridad y Cruz Roja, que están funcionando "perfectamente".

En cualquier caso, Revilla ha asegurado que la Unidad Militar de Emergencias está preparada "desde primera hora" para actuar en Cantabria si fuera necesario.

Además, ha apostado por empezar a solucionar esta situación. "Ya saben las confederaciones que tenemos que seguir avanzando en la limpieza de los ríos", ha añadido.

Las incidencias que se han producido este miércoles son, a juicio de Revilla, las "típicas", y ha enfatizado que lo de hoy no tiene "nada que ver" con lo que ocurrió en enero en la región ni con lo que está sucediendo en otros lugares de España como Cataluña.

Así, ha señalado que los evacuados que pueda haber serán más por prevención y a petición de familiares que por riesgo.

Por su parte, la consejera de Presidencia y Justicia, Paula Fernández, ha confiado en que a principios de la tarde haya ese cambio de vientos que "garantice que se vaya la borrasca".

"La preocupación grande va a quedar desvanecida si se cumplen esas predicciones", ha recalcado, antes de añadir que esta tarde habrá otra reunión en el Centro de Coordinación de Operaciones para decidir los siguientes pasos, pues se barajaba doblar el puesto de mando avanzado situado en Cabezón de la Sal y situar otro en Valdáliga, aunque puede que no sea necesario si se mantiene la situación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD