23-10-2019 / 16:10 h EFE

Trabajadores de la central térmica de Endesa en Cubillos del Sil (León) han iniciado este miércoles un encierro en las oficinas de la fábrica de Compostilla como medida de presión por el bloqueo en la negociación del convenio colectivo.

"Está paralizado sin avances significativos desde hace dos años", denuncian los sindicatos, que señalan que en este tiempo se ha conocido el cierre de la central, fijado para junio de 2020.

Los representantes de los trabajadores han decidido esta medida sumándose así a la protesta que se mantiene a nivel nacional en otras centrales.

Los 13 representantes del comité de empresa protagonizan el encierro, que continuarán de manera rotativa.

Según el presidente del comité de empresa, Juan Sobredo, es la falta de entendimiento con la dirección de la eléctrica lo que ha obligado a los trabajadores a dar ese paso.

"Endesa pretende quitarnos parte de nuestros sueldos y creemos que no es el momento de hacerlo", ha explicado a las puertas de la central.

Con tiendas de campaña colocadas en la oficinas y pancartas, los miembros del comité no ponen fecha para el fin de su encierro y anuncian que también protagonizarán una concentración en León a las puertas del Hotel Conde Luna el próximo viernes, donde se espera que Endesa presente el proyecto denominado Futur-E, del que ya dio cuenta hace meses en Ponferrada (León), destinado a intentar encontrar alternativas empresariales para la central tras su cierre.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD