24-10-2019 / 17:10 h EFE

Casi nueve meses después de que España dejara de inscribir a bebés nacidos en Ucrania por gestación subrogada, un grupo de familias españolas se ha manifestado este jueves a las puertas de la embajada española en Kiev para reclamar que los niños puedan salir del país con pasaporte español.

Los manifestantes aseguran que hay alrededor de cincuenta familias españolas en Ucrania a la espera de que la nacionalidad de los bebés sea reconocida por los dos países y puedan regresar a España.

"Seguiremos viniendo, no vamos a rendir", dijo a Efe uno de los asistentes, mientras que otro acusaba al Gobierno de España de despreciarles y de "mirar para otro lado".

Los congregados exhibían carteles en los que se leía "Justicia ya" y "Pasaporte español".

La gestación subrogada, práctica que supone que una mujer gestante cede la maternidad y paternidad a terceros, está prohibida en España y el Ministerio de Exterior desaconseja "vivamente" iniciar el proceso en Ucrania.

Desde el pasado 18 de febrero, las familias españolas han visto denegadas sus solicitudes para inscribir a los recién nacidos como hijos de españoles, en virtud de la instrucción emitida por el Ministerio de Justicia de España, que considera que los derechos de las madres gestantes están gravemente vulnerados.

Las familias afectadas han tenido que iniciar los trámites para que los bebés obtengan el pasaporte ucraniano y puedan viajar a España.

La denominada "vía ucraniana" implica el registro a través de la administración local y un posterior juicio en España para solicitar la coadopción por parte de la mujer española.

Las familias afectadas exigen que se otorgue la inscripción inmediata como españoles y que se regule el sistema de filiación con mayores garantías para los menores.

Los manifestantes estiman que unas 200 familias españolas se han visto afectadas desde entonces.

La gallega Alicia opina que "se está atentando contra los derechos de los bebés e ignorando el interés superior de los menores".

Alicia y José Manuel tienen una hija de dos años concebida por gestación subrogada en Ucrania. Fueron a por un segundo niño por el mismo método y ahora se encuentran en Kiev con un bebé de unas semanas.

"Nuestra hija obtuvo el pasaporte español en veinte días aquí mismo. Ahora, su hermano tendrá que salir con pasaporte ucraniano y eso implica una espera de entre cuatro y cinco meses", se lamenta José Manuel, un abogado gallego que califica la situación de "una injusticia que están pagando los menores".

Antes de la instrucción dada, el consulado de España en Kiev tramitaba entre 300 y 400 inscripciones al año.

Por su parte, Manuel es un trabajador de la construcción residente en Suiza y su situación para formalizar la inscripción de las gemelas nacidas en Ucrania es aún más complicada.

"Es muy triste darte cuenta cómo te dan de lado. Mi pareja ha perdido su trabajo y ahora nos toca pagar miles de euros para poder agilizar los trámites," explica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD