25-10-2019 / 14:11 h EFE

El Ayuntamiento de Teruel ha celebrado este viernes el pleno ordinario de octubre en un ambiente algo tenso por el despido de un trabajador de una contrata municipal, encargada de las instalaciones Luis Milla de la ciudad, y por el que varios manifestantes han interrumpido la sesión plenaria pidiendo su readmisión y el fin de la “persecución social del Ayuntamiento y sus contratas”.

Uno de ellos ha tomado la palabra en el turno de ruegos y preguntas, donde ha asegurado que el despedido “ha pagado el precio más alto por luchar pos sus derechos” y ha culpado de esta situación a la corporación municipal, a quién también le ha exigido la readmisión del empleado.

También los portavoces municipales de Chunta Aragonesista, Espacio Municipalista y Ganar Teruel, Marisa Romero, Zésar Corella y Anabel Gimeno, respectivamente, han preguntado a la alcaldesa, Emma Buj, por esta situación, ya que aseguran que el trabajador no fue avisado con anterioridad de su despido y al llegar a las instalaciones deportivas en su horario de trabajo se encontró con que habían cambiado la cerradura y dos agentes de la Policía Local le acompañaron a recoger sus cosas.

Romero, asimismo, ha pedido explicaciones sobre por qué este asunto no había llegado a la comisión informativa: “Si se externalizan los servicios me gustaría que la empresa fuera socialmente responsable y que el Ayuntamiento cumpliera sus funciones y supiera la situación de los trabajadores”, ha dicho.

Buj ha asegurado que conocía la situación porque se reunió con el despedido, a quién aconsejó acudir a UGT, y ha afirmado que en el pliego de la contrata se establece que la empresa tendría que subrogar a 12 conserjes, por lo que ha confirmado que abrirá un expediente para que la contrata acredite el cumplimiento de todos los puntos del pliego y se tomen las medidas oportunas.

Respecto al cambio de cerradura en las instalaciones deportivas, la alcaldesa ha indicado que se trata de un procedimiento habitual al cambiar de empresa concesionaria, aunque sobre la presencia de la Policía Local ha preferido no realizar declaraciones.

Según aseguran desde CNT Teruel, el trabajador fue conserje hasta el 30 de septiembre de las instalaciones deportivas “Luis Milla” y contratado por la empresa Sacyr Facilities S.A.U., pero no fue subrogado por UNIGES 3 S.L., la nueva titular del contrato de servicios para el Ayuntamiento de Teruel para la gestión de conserjes.

Las mismas fuentes relatan que la nueva empresa debía dar de alta en la Seguridad Social al trabajador, dando cumplimiento al artículo 25 del Convenio Colectivo Estatal de Instalaciones Deportivas y Gimnasios y “no solo no le dio de alta” sino que todavía no ha entregado al trabajador la carta de despido, por lo que ni siquiera puede acceder a las prestaciones por desempleo, algo que el trabajador ya ha denunciado.

Los manifestantes han estado desde las 11 horas de la mañana en la plaza de la Catedral de Teruel, antes de entrar en la Sala de Plenos, y el Ayuntamiento se ha comprometido a investigar la correcta actuación de la empresa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD