25-10-2019 / 14:19 h EFE

La red de calor del pozo Barredo de Hunosa ha sido uno de los seis proyectos premiados con los Global District Energy Climate Adwards, galardones que concede la Agencia Internacional de la Energía y que suponen el mayor reconocimiento mundial a este tipo de infraestructura energética urbana.

Según ha informado la hullera pública, los Global District Energy Climate Adwards se entregan cada dos años y seleccionan los proyectos más innovadores y que contribuyan a la lucha contra el cambio climático.

Durante la ceremonia de entrega de la sexta edición de estos premios, celebrada ayer en Reikiavik (Islandia), la actuación de Hunosa en Barredo recibió el reconocimiento en la categoría “Emerging Market”, sección que se entrega al mejor proyecto desarrollado en países donde los sistemas centralizados de calor no tienen gran presencia.

El presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal, ha agradecido el premio a la Agencia Internacional de la Energía que se haya fijado en los trabajos de la empresa en el ámbito de la geotermia y lo ha calificado de “gran respaldo” a la labor que lleva realizando el equipo técnico de la compañía en proyectos de diversificación.

El 'district heating' de Mieres es una instalación que aprovecha el recurso geotérmico de las aguas de mina para proporcionar red de calefacción y climatización a diversos edificios y es un ejemplo pionero de la denominada economía circular que crean, a partir de un problema como son los costes eternos asociados al bombeo de agua en los pozos sin actividad, una fuente de riqueza y un recurso sostenible.

En el periodo 2006–2016 Hunosa ejecutó, vinculados a las aguas que se bombean desde el Pozo Barredo, los proyectos de red de calor y frío del Hospital Vital Álvarez Buylla, del Edificio de Investigación de la Universidad de Oviedo y de la sede de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN).

Los paulatinos avances tecnológicos en los sistemas de generación han ido permitiendo la incorporación de cualquier tipo de edificio en las redes de calor y a finales de 2018 se iniciaron las obras de la nueva red de calor desde el pozo Barredo.

Hunosa invirtió en ese proyecto casi 1,5 millones de euros y obtuvo una subvención de la Unión Europea de medio millón de euros a través de los fondos FEDER que permitió concluir los trabajos en mayo de 2019.

Esta nueva instalación geotérmica permitirá alimentar tres circuitos, dos de ellos de alta temperatura (Escuela Científico-técnica de la Universidad de Oviedo y el Instituto de Enseñanza Secundaria Bernaldo de Quirós), y otro de baja temperatura, asociado a dos edificios de viviendas de la zona residencial de Vasco Mayacina.

La red de calor geotérmica tendrá una capacidad de 2 megavatios térmicos lo que supondrá una potencia total cercana a los 6 megavatios térmicos que conformará el mayor complejo geotérmico de España con agua de mina.

Este proyecto se alinea con los retos reflejados en el Plan de Empresa 2019-2027 en los que Hunosa afronta el reto de transformar su actividad eminentemente minera al de una empresa que apuesta por la generación energética sostenible dando preponderancia a las energías renovables locales para contribuir a minimizar la crisis climática.

La empresa trabaja actualmente en el desarrollo de una nueva red de calora partir del agua de mina del Pozo Fondón, en Langreo y está analizando una futura hibridación con biomasa en el ya existente de Mieres con el objetivo de dar servicio a un mayor número de potenciales clientes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD