28-10-2019 / 14:59 h EFE

Una investigación de la catedrática de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la a Universidad de Oviedo, Carolina Martínez Moreno, constata que la llamada “brecha salarial” es un hecho socioeconómico generalizado y no un mito o una falsa creencia de orden ideológico y la sitúa en España, según los últimos datos, en un 22 por ciento.

Según la autora del estudio, los factores desencadenantes de la brecha resultan múltiples y complejos y en ocasiones enmascaran "discriminaciones indirectas entre mujeres y hombres, resabios históricos, ideas estereotipadas o meros prejuicios".

Así, el primero es la segregación ocupacional, horizontal y vertical dada la dificultad de las mujeres para acceder a determinadas profesiones y para progresar en ellas mientras que el segundo sería la minusvaloración del trabajo predominantemente desarrollado por mujeres y la hipervaloración del masculino, que tienen su reflejo en los sistemas de clasificación profesional, en las jerarquías de los puestos de trabajo y en los salarios.

El tercer factor lo constituye, según la investigación, la división sexual del trabajo y los distintos tiempos que con carácter general dedican mujeres y hombres a tareas productivas, a la actividad profesional o laboral, y a las labores de cuidado o domésticas.

“Resulta indiscutible la repercusión que la maternidad tiene en las trayectorias profesionales de las mujeres trabajadoras”, afirma la catedrática que plantea como solución "una decidida y honesta acción política y de la contribución de todo el cuerpo social" al margen del "gigantesco" dispositivo de normas internacionales, europeas y nacionales o internas dedicadas a intentar garantizar la efectividad del principio de igualdad.

El trabajo se realizó combinando diversos informes, mediciones y datos provenientes de distintas fuentes oficiales junto a las evidencias obtenidas a través de los casos resueltos por los tribunales y de la jurisprudencia existente así como de otros estudios científicos realizados en España y en el extranjero.

Pese a que la autora ve difícil dar una cifra exacta de la brecha debido a la multiplicidad de fuentes existentes y a la disparidad de criterios de medición que se utilizan, Eurostat sitúa la media de la inferior ganancia femenina por horas en 2017 en la UE en un 16 por ciento con diferencias de hasta veintidós puntos entre países.

En el caso de España, la brecha “no ajustada” -la que no elimina otras variables como sector, tipo de empresa, formación y cualificación, edad o nivel, entre otras- se situaría en 2017 en el 15 por ciento aunque, según los datos de 2017 de la Encuesta de Estructura Salarial del INE, los salarios medios anuales de las mujeres son inferiores a los de los hombres aproximadamente en un 22 por ciento.

El trabajo ha obtenido el II Premio de Investigación en Igualdad y Género que concede el Aula Igualdad y Género "lOla Martínez" de la Universidad de Castilla-La Mancha, un galardón está dotado con 1.500 euros y la publicación del estudio, que aborda las causas de la brecha salarial de género y la discriminación retributiva así como las vías para combatirlas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD