28-10-2019 / 17:50 h EFE

La Bauhaus tuvo una vida corta pero su legado, un siglo después de su fundación (1919), sigue vigente. Con motivo de su aniversario, el Museo Thyssen-Bornemisza reúne en una exposición las obras pictóricas más importantes de su colección permanente pertenecientes a este movimiento.

"La Bauhaus duró solo catorce años, pero es un caso de inmenso éxito póstumo", explicó este lunes el director artístico del Museo Thyssen Bornemisza, Guillermo Solana, durante la presentación de la muestra, que podrá verse hasta el 12 de enero.

Titulada "La Bauhaus en las colecciones Thyssen", la sala de la muestra ha sido decorada con vivos colores y formas geométricas en recuerdo de esta escuela que cerró con la llegada de los nazis al poder.

Aunque pequeña -catorce cuadros y cinco libros-, en la nómina de autores de la exposición se encuentran algunos de sus más importantes de sus profesores.

El enigmático Johannnes Itten, responsable del curso preparatorio de ingreso; Oskar Schlemmer, impulsor de sus míticas obras de teatro de la escuela, concebidas como "la obra de arte total" y profesores de otras disciplinas que han sido algunos de los mejores maestros de la pintura del siglo XX como Paul Klee, Wassily Kandinsky o Moholy-Nagy.

De Kandinsky, que trató de inculcar la reflexión en sus alumnos a través del método analítico-sintético, se encuentran dos de sus característicos dibujos con formas geométricas hechas con tinta de trazo fino y coloreado con acuarela.

La abstracción de Paul Klee, que entre otros dio cursos de encuadernación, pintura en vidrio o dibujo desnudo, se muestra en "Casa Giratoria", mientras que el universo geométrico de Moholo-Nagy está presente en "Segmentos de círculo".

También se expone una obra de Josef Albers, el primer alumno que llegó a convertirse en profesor, y que demuestra su predilección por el empleo de formas y la abstracción geométrica en "Casa Blanca".

"Nuestra exposición puede parecer rara a primera vista", ha señalado Solana, ya que no incluye ninguno de los numerosos diseños de mobiliarios y objetos de uso cotidiano -sillas o lámparas- producidos durante los años de actividad de la escuela y que continúan estando cotizados.

Y es que la escuela no solo se dedicó al diseño industrial y a "la función sigue a la forma", sino que por ella pasaron algunos de los mejores maestros de la pintura del siglo XX estuvieron también allí.

Como complemento a la muestra, el Museo Thyssen ha organizado un curso que evoca el espíritu del mítico curso de ingreso ("Vorkus") para que los participantes adquieran destrezas en la ejecución de obras de arte y que van desde ejercicios gimnásticos del curso original, para preparar mente y cuerpo, hasta propuestas de acción plástica en las salas de la colección permanente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD