05-11-2019 / 11:29 h EFE

La Guardia Civil ha detectado un vertido accidental de una cisterna que desembocó en la Ría de San Juan de la Canal, en Soto de la Marina (Bezana), el pasado sábado.

La Guardia Civil explica en una nota de prensa que ayer se recibió la denuncia por el vertido y señala que el mediodía del pasado día 2 de noviembre varios ciudadanos que paseaban por la playa de San Juan de la Canal observaron cómo desembocaba en el mar agua con un tono rojizo que generaba espuma, por lo que lo pusieron en conocimiento del instituto armado.

Como consecuencia de la llamada, se personó en el lugar una patrulla del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza), que en un primer momento, al valorar la coloración y olor del agua, descartó que fueran purines o aguas fecales, y lo achacó a la gran cantidad de algas depositadas en zonas cercanas.

Se decidió no obstante mantener una vigilancia en el lugar por si la coloración pudiera estar originada por otro motivo.

Se recogieron diferentes muestras y durante la tarde se llevó a cabo una inspección por la zona, que abarcó una gran cantidad de terreno y en la que se buscaron posibles filtraciones o vertidos.

Todo ello hizo sospechar a los agentes que lo que desembocó en el mar pudiera tratarse de un vertido y, una vez realizadas gestiones sobre la posible procedencia y tras diversas indagaciones, se tuvo conocimiento de que el pasado día 31 de octubre, en horario de tarde, una cisterna estacionada en Igollo de Camargo, de manera accidental, había sufrido una pérdida de un líquido que es utilizado bien para alimento de mascotas, bien para fertilizante.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD