06-11-2019 / 5:20: h EFE

El presidente electo de Argentina, el peronista Alberto Fernández, insistió este martes en su intención de crear un eje progresista en América Latina con un papel protagonista de México para compartir políticas izquierdistas que saquen a millones de personas de la pobreza.

"Tenemos todas las condiciones para que entre México y Argentina hagamos ese eje que a tantos preocupa y que a nadie debería preocupar porque no es un eje para perjudicar a nadie, es un eje que debemos construir para dar al continente la igualdad que no tiene", expresó Fernández durante una conferencia magistral en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Un eje, añadió el presidente electo, "para tender nuestra mano y sacar del pozo de la pobreza a los que hoy están sumidos allí, para los olvidados de nuestro continente".

Fernández, que asumirá el poder en Argentina el 10 de diciembre, lamentó que América Latina es el "continente con mayor desigualdad" y puso el ejemplo de su país, donde cerca del 40 % de los argentinos viven por debajo de la línea de pobreza.

"Nadie puede tener la conciencia en paz sabiendo que cuatro de cada diez conciudadanos están en esta situación. Y esto pasa en todo el continente. Ha llegado la hora de generar las condiciones de igualdad y tenemos que llevar esta prédica a cada rincón del continente", expresó.

Fernández defendió el papel protagonista de México, donde la victoria del izquierdista Andrés Manuel López Obrador en 2018 fue "la primera bocanada de aire fresco" en una región dominada por gobiernos conservadores.

"Durante muchos años, México miró más al Norte y miró menos al Sur, hasta que un día llegó Andrés Manuel López Obrador", dijo Fernández, quien se reunió este lunes con el mandatario mexicano, al que calificó de "amigo".

El próximo presidente de Argentina defendió que en un mundo globalizado, los países latinoamericanos deben "construir economías regionales" para afrontar juntos sus desafíos.

"Voy a trabajar incansablemente en unir a América Latina en un solo continente, eso es lo mismo que quiere AMLO (Andrés Manuel López Obrador). Éramos una Patria Grande, pero inexplicablemente alguien nos dividió y se aprovechó de nosotros", expresó Fernández.

A pesar de la buena sintonía entre López Obrador y Fernández durante la reunión mantenida el lunes en Palacio Nacional, las expectativas de construir una alianza regional progresista han sido enfriadas por la parte mexicana.

En muchas ocasiones, López Obrador ha restado importancia a la política exterior y ha rechazado ejercer algún tipo de liderazgo regional, delegando los viajes al exterior a su canciller, Marcelo Ebrard.

La propuesta de un eje regional progresista surge del Grupo Puebla, una organización informal que concentra a líderes izquierdistas latinoamericanos y cuyo embrión fue creado por Fernández cuando era jefe de Gabinete del presidente Néstor Kirchner (2003-2007).

"El Grupo de Puebla tiene la condición de que participan todos los partidos progresistas que defienden la democracia, la institucionalizad y que están dispuestos a pelear para terminar con el hambre y la desigualdad en América Latina. No nace para complicar la vida a nadie, nace para ayudar a América Latina", concluyó.

Fernández ganó el 27 de octubre las presidenciales argentinas con el 48,10 % de los votos frente al 40,37 % del presidente saliente, Mauricio Macri.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD