07-11-2019 / 9:41: h EFE

Más de 940.000 personas están convocadas hoy a las urnas en la isla de Mauricio, un archipiélago al sureste del continente africano, para renovar su Asamblea Nacional, que elegirá a su vez al próximo presidente y primer ministro.

El actual primer ministro, Pravind Jugnauth, del gobernante Movimiento Socialista Militante (MSM), tratará de conservar el mando del poder ejecutivo, que ocupa desde 2017, cuando sustituyó a su padre, Anerood Jugnauth, tras su dimisión.

Los comicios permitirán al pueblo de Mauricio decidir si quieren que continúe, en unas elecciones que la oposición había pedido que se celebrasen cuando su predecesor dimitió.

El principal rival de Jugnauth, que lidera la coalición de centro-derecha la Alianza Mauriciana, es Navin Ramgoolam (72 años), del partido laborista que se presenta por la Alianza Nacional (centro-izquierda), y que ya ha ejercido de primer ministro en dos ocasiones.

En las dos primeras horas de votación, casi el 10 % del electorado ya había ejercido su derecho, en un ambiente tranquilo y festivo, en alguno de los 1.982 colegios repartidos en la isla principal (Mauricio) y las dos pequeñas islas (Rodrigues y Agalega) que componen el archipiélago, según la Comisión Electoral mauriciana.

Jugnauth acudió a votar junto a simpatizantes vestidos con el naranja característico de su Alianza Mauriciana a la Escuela Secundaria Estatal Adolphe de Plevitz, situada en el norte de la isla principal.

La Asamblea Nacional de Mauricio está compuesta por 70 diputados, que eligen al presidente, que a su vez escoge al primer ministro, que debe ser un diputado electo que cuente "con el apoyo de la mayoría de la Asamblea", según la Constitución.

El sistema electoral de este pequeño archipiélago índico es, no obstante, bastante peculiar, ya que 62 de los parlamentarios son elegidos por sufragio directo en cada circunscripción, y los ochos restantes proceden de los grupos minoritarios o étnicos infrarrepresentados, en un sistema llamado "el mejor de los perdedores".

A pesar de que la isla no cuenta con población indígena, su composición es tremendamente variada, con cuatro grandes comunidades: la hindú, la musulmana, la chino-mauritana y la población general, compuesta sobre todo por africanos criollos y franco-mauricianos.

Las elecciones se celebran bajo las acusaciones de Ramgoolam de que el actual primer ministro habría contratado a una compañía tecnológica israelí para hackear cuentas de redes sociales de los candidatos de la oposición, acusaciones que el partido de Jugnauth ha calificado de "mentiras y manipulación".

Mauricio, un archipiélago turístico muy popular y también un paraíso fiscal, contaba hasta el 23 de marzo de 2018 con la única presidenta de África (sin contar a la etíope, que asumió más tarde), Ameenah Gurib-Fakim, que fue forzada a dimitir por un supuesto escándalo financiero.

La sustituyó el que era su vicepresidente, Paramasivum Pillay "Varlen" Vyapoory, de forma provisional en un cargo que es meramente representativo, ya que el poder ejecutivo recae sobre el Gobierno, encabezado por el primer ministro.

Entre los retos a afrontar por el nuevo Gobierno está el crecimiento económico, apoyado por el turismo de playas y el sector bancario aupado por los servicios fiscales off-shore a empresas extranjeras, así como atajar el desempleo y la desigualdad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD