07-11-2019 / 17:41 h EFE

La Comunidad de Madrid investiga la muerte de un joven de 23 años, Aitor García Ruiz, en enero de 2018, cuyos padres acusan al SUMMA 112 de infravalorar los síntomas con el consiguiente retraso en el envío de una UVI móvil, que tardó más de veinte minutos en llegar al domicilio familiar en Navalcarnero.

El contenido de las llamadas al 112 fue divulgado este jueves por la asociación El Defensor del Paciente, cuyo abogado, Carlos Sardinero, está barajando "ir a la vía penal", además de la reclamación patrimonial de 175.000 euros por la vía administrativa.

En la primera llamada de la madre al 112 diciendo que su hijo "se ahogaba", el 14 de enero del año pasado, a las 11:56, le pasaron con un médico que pidió hablar con él y, pese a que contestó con dificultad "No puedo, me ahogo", el médico dijo: "Pues respira perfectamente, eh?", según el audio divulgado en rueda de prensa.

"Él dice lo que quiere pero respira perfectamente porque habla perfectamente, vale?", añadió el médico tras lo cual "colgó" sin que los padres supieran si había activado o no una ambulancia, explicaron los padres.

En la siguiente llamada, a las 12:04, cuando Aitor ya no respiraba, un médico sobre el que "hay dudas de que sea el mismo", empezó a dar instrucciones a los padres para que iniciaran ellos las maniobras de reanimación, según marcan los protocolos, mientras mandaban una ambulancia.

Esa llamada y las instrucciones, "sí que se ajustan al protocolo", según el abogado que recalcó "la falta de humanidad" de la conversación anterior.

Mientras, el Summa contactó con la Guardia Civil, que fue la primera en acudir, tras lo cual llegó una ambulancia "no mecanizada" y finalmente, a las 12:17, la UVI móvil que lo trasladó al hospital donde murió cinco días después.

El 24 de diciembre anterior, Aitor había acudido a Urgencias con dolor en el hombro y en el costado derecho, además de dificultad respiratoria, y fue dado de alta.

Sardinero acusó a Sanidad de entregar los audios "la semana pasada", casi dos años después de lo sucedido aunque antes habían enviado las transcripciones, y además "mutilados", ya que solo "incluyen 4 minutos de una conversación que duró seis".

Los padres piden que "se cambien los protocolos" y se "humanice la atención", y están dispuestos a seguir luchando, pese al dolor irreparable de la pérdida de su único hijo, para que no vuelva a ocurrir.

El SUMMA 112 indica en un comunicado que "puso a disposición del paciente todos los recursos materiales y humanos disponibles" para prestar "una asistencia precoz", actuando con "diligencia y profesionalidad, conforme a los protocolos", y que sus recursos móviles tuvieron unos "tiempos de respuesta óptimos".

La primera llamada "apuntaba a un problema respiratorio sin signos de gravedad al inicio", en cuyo caso el médico solicita hablar "directamente" con el paciente "para comprobar el tipo de respiración que presenta, lo que se hizo, mientras se movilizaba una Unidad de Atención Domiciliaria", explica el Summa.

En la segunda llamada la situación clínica "había cambiado y ya se trató de una emergencia puesto que el chico no respiraba", movilizándose una ambulancia y una UVI móvil mientras se guiaba al padre en las maniobras de reanimación cardiopulmonar, continúa.

La Consejería de Sanidad ha abierto una investigación para determinar si se procedió según los protocolos, dijo el consejero Enrique Ruiz Escudero que lamentó "profundamente" este caso.

Según la primera valoración de la Inspección Médica, se actuó conforme a los protocolos en la activación de los recursos, pero se está valorando la conversación del médico con el paciente, dijo Escudero.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, tras lamentar "profundamente" lo sucedido, recalcó que "en su momento se aplicaron los protocolos", aunque admite que "faltó humanidad" al atender la llamada, para lo cual se va a "recabar información".

Para el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, es "indignante que, si esa información que se publica es verídica, haya sucedido en la Comunidad de Madrid", y pide a Sanidad que "pida responsabilidades porque en la Comunidad de Madrid no podemos permitirnos algo así".

El PSOE pedirá el expediente completo, según el diputado socialista José Gómez-Chamorro a quien le parece "grave" la transcripción de la conversación con el médico del Summa 112, aunque no quiere "prejuzgar nada".

El padre del joven, Bartolomé García, aseguró que "Aitor hubiera sobrevivido, con secuelas sí, pero era un chico fuerte física y mentalmente".

El abogado Carlos Sardinero cree que "la jurisprudencia del caso Madrid Arena permite llevar el caso a la vía penal: fallecimiento por falta de asistencia", ha dicho a Efe.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD