08-11-2019 / 19:39 h EFE

Las organizaciones ARBA, la asociación El Soto, Ecologistas en Acción, Grama y Jarama Vivo han convocado este sábado una marcha para denunciar el "preocupante" estado de conservación del río Tajuña y su valle por la "desidia" de las Administraciones competentes y sensibilizar a la población sobre la necesidad de protegerlos.

La marcha, con siete kilómetros de un recorrido sin dificultad, saldrá a las once de la mañana de la plaza del Ayuntamiento de Orusco y acabará en el mismo sitio sobre las tres de la tarde.

Aunque el Tajuña, el segundo río de mayor longitud de la cuenca del Tajo, está declarado Zona de Especial Conservación, incluido en la Red Natura de la Comunidad de Madrid, su protección real es, a juicio de las organizaciones convocantes, "inexistente", al igual que la de sus humedales y el valle por el que discurre.

Los ecologistas sostienen que la supervivencia de este río hace tiempo que está comprometida por múltiples agresiones.

Según datos del Plan Hidrológico del Tajo, el 42,88 por ciento del caudal del río se destina a regadío o a abastecimiento urbano.

Un aprovechamiento, en opinión de los ecologistas, excesivo, que supone que el río, en años secos, llegue a desecarse antes de desembocar en el río Jarama.

A este problema se le unen la ocupación o la roturación de las riberas, que impide el desarrollo del bosque de ribera; el elevado número de pequeñas presas (azudes), que limitan la calidad ecológica y biológica del río.

El Tajuña es el río madrileño, según estas organizaciones, con mayor concentración de nitratos en sus aguas (la misma sustancia que ha causado el reciente desastre ecológico en el Mar Menor), procedentes de los fertilizantes utilizados en agricultura.

Por tanto, consideran que es urgente intervenir por diferentes motivos: el río Tajuña recuperado es un valor añadido para las poblaciones rurales de su entorno; es un corredor verde, una fuente de vida que merece la pena preservarse; y, además, de no recuperar el “buen estado ecológico” de los ríos antes de 2027, la Comisión Europea podría aplicar sanciones al Estado español, advierten.

Para poner en valor y conservar este entorno, ARBA, la asociación Ecologistas del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, Grama y Jarama Vivo están trabajando desde hace tres años para lograr su protección.

Para ello, han presentado a ayuntamientos y grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid una propuesta de declaración de Parque Regional.

Las organizaciones ecologistas proponen a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y a la Consejería de Medio Ambiente, diversas medidas para revertir esta situación.

Entre ellas, la revisión de los caudales liberados desde la presa de La Tejera (Guadalajara); control del regadío y cambio de modelo agrícola; recuperación de todos los tramos de dominio público hidráulico y zona de servidumbre ocupados ilegalmente.

Y, además, la demolición de todas las barreras fluviales abandonadas o con la concesión caducada; control y prohibición de actividades urbanísticas en zonas inundables, y erradicación de especies invasoras y recuperación de las "especies red natura".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD