08-11-2019 / 21:30 h EFE

El KH-7 BM Granollers está a punto de escribir una nueva página en la historia del club, la del debut del equipo femenino en la Challenge Cup europea.

Será este domingo, a las 19:30h en el Palau d’Esports de Granollers. El rival, el BNTU-BeIAZ Minsk Reg bielorruso, un equipo que juega competición europea, ininterrumpidamente, desde la temporada 1993/94. Un rival digno para una fecha tan señalada en el calendario del club vallesano.

Una fecha, y un reto, que el equipo se ganó la temporada pasada logrando su mejor clasificación en la Liga Guerreras Iberdrola –cuarta posición-, y que supone un paso más en su meteórica progresión. Además, el domingo será la primera vez que un equipo femenino catalán juegue una competición continental y la primera vez que un club español habrá tenido a sus dos primeros equipos jugando competición europea.

Que la progresión del equipo ha sido meteórica es una realidad. Hace tan sólo diez temporadas, el equipo femenino del BM Granollers luchaba en Primera Catalana por subir a Liga Catalana, la primera categoría a nivel autonómico. El título le llevó a debutar en la Liga Catalana la temporada 2009/10 donde estuvo cuatro temporadas.

Con el actual seleccionador de las Guerreras –Carlos Viver- como técnico en el banquillo, el equipo consiguió dos ascensos consecutivos, de Liga Catalana a División de Honor Plata, y de ésta a División de Honor, en la que debutó en la temporada 2014/15. En cinco temporadas, el equipo que ahora entrena Robert Cuesta no sólo se ha consolidado en la categoría si no que ha conseguido esa cuarta posición –a un punto de la tercera- que le llevó al partido de este domingo.

“Es un mérito del club y de todas las personas que en algún momento y otro han formado parte de la estructura femenina del club”, afirma con orgullo Robert Cuesta. “Es un esfuerzo de todos. De las jugadoras que han ido pasando por el equipo, que han ido rompiendo techos temporada a temporada, y del club porqué ha sabido adaptarse muy rápido a los cambios que iban suponiendo todos los ascensos de categoría”, asegura.

“Pasar de Liga Catalana a División de Honor en dos temporadas supone un salto muy importante, tanto deportivamente como económicamente, y el club siempre ha puesto todas las facilidades para asumir los retos”, añade. “El domingo intentaremos disfrutar del momento tanto como nos sea posible, pero uno de mis deseos es que sepamos valorar todo lo que ello significa. Es una eliminatoria que puede ser la última o no, pero que llega tras muchos años de trabajo”, puntualiza.

“Tenemos muchas ganas de competir y mucha ilusión. Sabemos que la ilusión no nos hará ganar el partido, pero multiplicará nuestras prestaciones y eso, con la implicación del público, siempre supone un empujón”, apunta. “Nuestro secreto es el juego en equipo. No tenemos una plantilla donde destaquen una o dos jugadoras, si no que todo el equipo aporta y eso dificulta la tarea del rival”, asegura una de las capitanas del equipo, Kaba Gassama.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD