10-11-2019 / 14:39 h EFE

El guardamenta del Sporting Diego Mariño, que ayer ante el Numancia cumplió cien partidos como rojiblanco, reconoció que "el derbi no llega en buen momento para ninguno de los dos equipos" algo que, en su opinión, puede ser una "oportunidad de volver a dar una buena imagen y dar moral tanto al equipo como a los aficionados".

El Sporting cayó en El Molinón ante el Numancia que aprovechó un error defensivo para marcar el gol que a la postre le dio la victoria lo que llevó a Mariño a conderar que no fueron el equipo que quieren ser y que si no lgoran ser un equipo compacto "se convertirán en muy vulnerables".

"Ha sido un golpe muy duro, nadie lo esperaba", indicó el portero que considera que queda mucha liga "y las distancias son todavía salvables", aunque rereconoció también que "este discurso ya no valdrá dentro de poco" por lo que deben de engancharse "si de verdad el objetivo es estar en los puestos de arriba".

Preguntado por el partido ante el Real Oviedo de la próxima jornada, Mariño destacó que "un derbi siempre es un derbi, independientemente de la posición que se ocupe", pero también señaló que "mirando la tabla no llega bien para ninguno".

La plantilla realizó hoy una sesión de recuperación en la que participó parcialmente el central Babin que apura su recuperación para poder jugar en Oviedo, partido en el que no estará Manu García que se incorpora a la selección sub-21 y que, en vista que no iba a poder jugar este encuentro, forzó ante el Numancia la quinta amarilla para así cumplir el partido de suspensión en la próxima jornada.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD