11-11-2019 / 16:30 h EFE

El Cabildo de Tenerife ha iniciado un plan de choque para reimpermeabilizar las balsas de agua de la isla con una inversión global de unos 2,5 millones de euros, pues subraya que en algunos embalses no se han realizado obras de mejora ni intervenciones de calado en 33 años.

Este programa se desarrolla a través de Balsas de Tenerife (Balten) y se centrará en una primera fase en dos actuaciones, para las que se destinarán cerca de 1,4 millones de euros, en la balsa de Valle Molina en Tegueste y de Llanos de Mesa, en San Juan de la Rambla, informa el Cabildo en un comunicado.

Asimismo, se ha planificado para el periodo 2020-2021 por un importe de 1,1 millones de euros la reimpermeabilización de la balsa de Benijos, en La Orotava.

El consejero de Agricultura de la corporación insular, Javier Parrilla visitó recientemente, junto a la alcaldesa de San Juan de la Rambla, Fidela Velázquez, la balsa de Llanos de Mesa, donde el Cabildo tiene previsto ejecutar trabajos de reimpermeabilización para renovar sus prestaciones al concluir la vida útil de la actual membrana.

La primera y única impermeabilización hasta la fecha de la balsa de Llanos de la Mesa concluyó en 1986.

Los servicios técnicos de Balten han elaborado un proyecto para reimpermeabilizar este recinto, cuyo presupuesto de licitación asciende a 663.507,39 euros.

A falta de su adjudicación, las obras se estiman que concluyan en el primer semestre de 2020 y la superficie que se quiere renovar es de 23.245 metros cuadrados.

El consejero insular de Agricultura remarca que la balsa de Llanos de Mesa “es un elemento fundamental en la contribución del agua de riego en los municipios de San Juan de la Rambla y La Guancha”.

En 33 años no se han realizado mejoras ni intervenciones de calado en estas instalaciones y si bien el comportamiento de la lámina ha sido mejor del esperado, ha llegado al fin de su vida útil y conviene proceder a su sustitución, precisa.

Además del propio mantenimiento debemos tener en cuenta que puede ser una de las claves fundamentales en el futuro para el circuito de agua regenerada de la isla, sostiene Javier Parrilla.

En el caso de la balsa de Valle Molina, las obras de reimpermeabilización, que comenzaron el pasado septiembre, se centrarán en una superficie de 29.657 metros cuadrados.

Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de 651.099,71 euros, tienen un plazo de ejecución de cuatro meses y persiguen dar solución a la pantalla de impermeabilización debido al impacto de la granizada acaecida en el temporal del 25 de octubre de 2018.

Además, la fecha de instalación de la geomembrana anterior es del año 1997, afirma el Cabildo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD