12-11-2019 / 16:31 h EFE

Por qu no aprovechar las miles de toneladas de escombros que atestan Alepo para volver a levantarla? Es lo que se le ocurri a una ONG espaola para abrir la Fbrica de Esperanza, donde los habitantes de una de las ciudades sirias ms devastadas por la guerra elaboran ladrillos reciclados con los que estn reconstruyendo sus casas y, con ellas, sus vidas.

En los dos aos que lleva en funcionamiento, esta factora, situada en el barrio de Ramouseh y que emplea a 136 hombres y mujeres sirios, ya ha confeccionado 31.927 ladrillos de 15 tamaos diferentes, porque no es lo mismo pavimentar una calle que levantar un muro exterior o arreglar una pared interior.

Los primeros siete meses fueron necesarios para identificar las zonas de Alepo de las que se iban a recoger los restos de las edificaciones destruidas por las bombas, recopilarlos (han sumado ms de 10.000 metros cbicos), llevarlos al vertedero en el que se erige la Fbrica de Esperanza, clasificarlos y recibir la maquinaria para tratarlos, relata en una entrevista con Efe Soura Al Joundi, jefa de misin en Siria de ONG Rescate.

Tambin hubo que formar a las 300 personas elegidas para trabajar en un principio en ella (la mitad se quedaron como voluntarios) en el reciclaje de este tipo de desechos y en otras tareas como marketing o gestin de negocios.

Hasta la fecha, y partiendo de la base que detrs de cada una de estas personas "hay una familia" de cinco miembros, son 1.500 los beneficiarios directos de esta iniciativa; a ellos hay que sumar los 15.000 indirectos de cada uno de los tres barrios que han sido limpiados de residuos y que se estn volviendo a poner en pie.

La Fbrica de Esperanza es la nica de estas caractersticas en toda Siria. "Es nuestra marca", dice orgullosa Al Joundi. Cmo naci la idea de dar una segunda vida a la ingente cantidad de destruccin provocada por la interminable guerra de Siria?

Fue en 2007, cuando Al Joundi estaba trabajando en Damasco en un proyecto europeo sobre gestin de residuos procedentes de la demolicin de casas y pregunt qu poda hacerse con esos cascotes. La respuesta vino de un compaero britnico que propuso reciclarlos.

Estall entonces la guerra, por lo que la activista llev esta frmula a Naciones Unidas. "No estaban muy convencidos, pero lo estuve peleando durante tres meses". Y gan: el PNUD, el Programa de la ONU para el Desarrollo, es quien sufraga ahora el sueldo de los trabajadores de la fbrica.

La Fbrica de la Esperanza, que cuenta con la participacin de la Confederacin Nacional de la Construccin (CNC), Hispalyt, Andimac y Anfapa, necesita ms fondos para seguir adelante al menos otros dos aos ms, en los que espera mejorar todos estos resultados y quiz replicarlos en otras zonas del pas.

Pero en el presente, el objetivo ms inmediato es conseguir un milln de euros, que servirn para hacer casi otro milln y medio de ladrillos reutilizando 22.895 metros cbicos con los que 34.000 personas podrn resultar beneficiadas.

ONG Rescate confa en poder levantar con ellos 400 viviendas del este de Alepo, adems de reconstruir diversas escuelas y un hospital; as, ha puesto en marcha la campaa Alepoh, con la que invita a todo el sector de la construccin espaol a participar en el resurgimiento de la ciudad.

La empresa Cermicas La Paloma ha elaborado de manera altruista una edicin limitada de 2.000 ladrillos que se "vendern" a estas empresas a 500 euros la unidad, piezas cermicas fabricadas de manera artesanal con arcilla blanca procedente del centro de la pennsula serigrafiadas con la inscripcin "Made in Spain for Alepo".

"Sera absurdo pensar que un proyecto como este vaya a reconstruir el pas entero, pero tiene un extraordinario carcter simblico", seala a Efe el idelogo de esta campaa, el publicista sanjaviereo Jorge Martnez, que ya ha trabajado en otras campaas solidarias como "Pastillas para el dolor ajeno", de Mdicos sin Fronteras.

Como en todas, en las que conoci de primera mano "experiencias humanas muy bestias" que le sirven de base para sus proyectos, en esta ocasin Martnez pas seis meses en Alepo, donde pudo conocer el funcionamiento de la fbrica y, sobre todo, hablar con sus trabajadores.

Que son "licenciados, profesores, gente con vidas acomodadas y que podran ser cualquiera de nuestras familias y que ahora saben que estn ayudando a reconstruir algo ms que una pared", concluye.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD