13-11-2019 / 13:49 h EFE

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols ha obtenido la autorización por parte de las autoridades chinas para tomar el 26,2 % de la compañía china Shanghai RAAS, de la que será segundo accionista.

En contrapartida, Shanghai RAAS tendrá una participación no mayoritaria (40 % de derechos de voto y 45 % de derechos económicos) en Grifols Diagnostic Solutions (GDS), filial al 100 % de la multinacional catalana.

El pasado 30 de septiembre las autoridades de EEUU dieron el visto bueno a dicha operación, y hoy Shanghai RAAS ha obtenido la autorización por parte del regulador de la República Popular China, la Chinese Securities Regulatory Commission.

En un comunicado, Grifols, que tendrá el 26,2 % de los derechos de voto y económicos de Shanghai RAAS, ha explicado que contará con tres miembros en el consejo de administración de esta compañía especializada en la investigación, producción y venta de productos derivados del plasma para uso terapéutico.

Grifols también tendrá derecho de veto en supuestos como "emisión de acciones, enajenación de activos materiales, fusiones y modificaciones estatutarias, entre otros, así como los derechos de suscripción preferente en posibles ampliaciones de capital", mientras que Shanghai RAAS tendrá un consejero en la filial de Grifols.

Se trata de la primera transacción realizada en China mediante un intercambio accionarial (swap) entre un compañía extranjera y una compañía cotizada china no controlada por el Estado.

Grifols ha recordado que esta transacción no implica financiación externa, ya que la filial de Grifols está valorada en 4.279 millones de dólares y cada acción de Shanghai RAAS en 7,50 RMB (renminbis).

En su última Junta General de Accionistas, el pasado mayo, los directivos de Grifols dejaron claro que apuestan fuerte por China, donde Grifols se propone producir hemoderivados en un futuro próximo para dar un nuevo salto en su negocio.

"No hay más solución que obtener el plasma y fabricar las cosas desde China", dijo el presidente de la multinacional, Víctor Grífols Roura.

Grifols quiere estar a toda costa en el país asiático porque actualmente hay 1.400 millones de chinos y sólo se fracciona plasma por unos 8 millones de litros al año, frente a los 40 o 50 millones de litros de Estados Unidos (EEUU) para atender a un mercado de 400 millones de personas.

Esta operación, cuyo cierre está previsto para finales de año, supone "un paso adelante en la estrategia de crecimiento sostenido y visión de largo plazo de Grifols que generará un valor para todas sus divisiones, especialmente para Bioscience y Diagnostic, ya que reforzará el crecimiento de sus productos plasmáticos y de diagnóstico en China", ha asegurado el co-consejero delegado Víctor Grífols Deu.

Grifols, cuyas acciones subían este mediodía un 1,67 %, destaca que China es uno de los mercados mundiales con mayor potencial de crecimiento de productos plasmáticos y de soluciones de diagnóstico transfusional.

Este acuerdo contempla la suscripción de un acuerdo de calidad específico, por lo que Grifols asesorará y designará a los responsables de las áreas de calidad y fabricación.

Asimismo, Shanghai RAAS se ha comprometido a implementar la tecnología NAT para el análisis virológico de las donaciones de plasma en sus 41 centros de recogida de plasma.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD