13-11-2019 / 18:19 h EFE

Las mentiras, como los chicles, pueden estirarse. Incluso se puede hacer "bombas" con ellas, engordarlas, pero al final te estallan en la cara. Como le estall a Jos Enrique Abun Gey, alias El Chicle, su mentira, la que haba masticado durante un ao y cuatro meses.

Ese fue el tiempo en el que "El Chicle" aguant su mentira, de la que hizo cmplices, sin ellos saberlo, a sus ms allegados, a aquellos que convivan con l cuando la joven madrilea Diana Quer desapareci en la madrugada del 22 de agosto de 2016, en las fiestas de la localidad coruesa de A Pobra de Caramial.

Un jurado popular tendr que dirimir si El Chicle asesin a Diana consciente y premeditadamente o la mat de forma accidental, pero sea como sea, lo que est claro es que muri estrangulada por la fuerza de sus manos. La mat y arroj su cuerpo a un pozo de una nave de Rianxo. Todo esto lo ha reconocido el acusado.

Dicen que consumir chicle o goma de mascar combate el estrs y activa la mente, estimula el cerebro. A Abun, masticar su mentira le ayud a mantenerla, a disimularla sin que sus ms allegados se percataran de nada.

No le result difcil convencer a su entonces mujer y a sus cuados de que sus antecedentes policiales podan sealarle. Unos antecedentes pegados a l como esos chicles que se adhieren como una lapa a la suela del zapato y se quedan ah indefinidamente.

Abun convenci a las tres personas ms prximas (en el momento del crimen de Diana vivan en la misma casa) de que si las fuerzas de seguridad preguntaban, tendran que decir que la madrugada del 22 de agosto de 2016 su mujer haba salido con l a robar gasoil de los camiones aparcados en A Pobra de Caramial, que celebraba sus fiestas.

No les import a los tres compartir el chicle (la mentira), an de sabor dulce. Porque, como han dicho hoy en el juicio, no podan ni imaginarse que alguien tan prximo a ellos cometiera una "animalada" de ese tipo.

Incluso a Abun no se le pasaba por la cabeza algo as. Masticar chicle fortalece los msculos encargados de ello y, como hemos dicho, activa la mente. As que al ahora acusado se le ocurrieron algunas explicaciones para la desaparicin de Diana. Las comparti con sus allegados: desde luego no la iban a encontrar, porque o se haba ido con un rico o estaba en el extranjero.

Y mientras segua masticando su mentira en casa, donde confiaban en l, El Chicle sala a la calle y desenvolva otra goma de mascar diferente, de otro sabor y en compaa de algn amigo.

Lo ha testificado hoy su compaero de aventuras. Los dos se montaban en un coche y se aproximaban a los aledaos de institutos de municipios diferentes para ver a las chicas. Y, sobre todo, en el caso de El Chicle, a las que eran morenas, altas y delgadas. El mismo gusto que tena cuando acudan a un club de alterne.

Todo esto lo ha odo El Chicle en el banquillo de los acusados. Pero mientras ayer atenda cabizbajo los alegatos de las partes y la declaracin de los padres de su vctima, hoy negaba con la cabeza algunos testimonios e, incluso, escriba algo en un papel, suponemos que para su abogada.

Y es que a Abun le han obligado hoy a meterse en la boca un chicle ms cido, de sabor mucho ms fuerte, casi insoportable. Si as se prueba en el juicio, mientras el cuerpo de Diana segua en el pozo de la nave y su matrimonio se tambaleaba, El Chicle sala con su amigo a ligar e intentaba abordar a mujeres, sobre todo a jvenes de "veintitantos".

Todo queda pendiente del final del juicio, al que an le quedan muchas sesiones.

A la de hoy ha acudido la hermana de Diana, Valeria Quer. Es una de las vctimas colaterales de este caso. Muy tocada psicolgicamente, no ha podido soportar todo el tiempo ese cido sabor que sala de las bocas de los testigos y ha tenido que abandonar la sala un rato.

No es de extraar. Queda mucho por masticar. Pero es mejor no tragarse el chicle.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD