15-11-2019 / 19:30 h EFE

ERC, JxCat y la CUP han iniciado contactos a fin de intentar acordar una estrategia común de cara a la investidura de Pedro Sánchez, partiendo de su 'no' inicial si el presidente del Gobierno en funciones no varía su posición sobre el conflicto catalán.

La próxima semana se multiplicarán los contactos entre las tres fuerzas independentistas con representación en el Congreso -ERC tiene 13 escaños, JxCat 8 y la CUP 2- a fin de hablar sobre su postura ante el preacuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos.

La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha propuesto a ERC y CUP una cumbre de los 23 diputados independentistas electos, para consensuar las condiciones de cara a la investidura.

Borràs ha remarcado en TV3 que, si no fueron posibles sus propuestas de una lista "unitaria" independentista a las generales ni el grupo único en el Congreso, ahora es necesaria la "unidad estratégica" de JxCat, ERC y CUP en la Cámara Baja.

Según Borràs, la posición de JxCat es que no debe haber "cheques en blanco" ni hay que "pagar por adelantado".

Consciente de que sus diputados son menos imprescindibles para la investidura que los de ERC, JxCat aún espera que el PSOE le convoque a una reunión y, ante la posibilidad que los socialistas les releguen al final de la ronda de contactos, ha tomado la iniciativa de proponer esta cumbre independentista.

Una reunión orientada a consensuar una posición unitaria del independentismo con la que, además, JxCat podría ganar protagonismo y ejercer presión sobre ERC al incluir en la misma mesa a la CUP, la formación más radical del independentismo a la par que intrascendente para la investidura.

Por su parte, ERC ha emplazado por carta a JxCat a una reunión para pactar una estrategia común de cara a la investidura de Sánchez.

La propuesta de ERC tiene un matiz diferente a la de Borràs: los republicanos no hablan de una cumbre, sino que quieren mantener reuniones bilaterales con JxCat, la CUP y también EH Bildu.

La carta recuerda que los portavoces de ERC "ya han dejado claro" en las últimas horas que Sánchez no cuenta con el apoyo de los republicanos, quienes no cederán a "ningún chantaje indigno".

"Hemos sido claros y contundentes a la hora de exigir al PSOE una salida democrática y dialogada al conflicto entre el Estado y Cataluña como condición imprescindible para plantearnos reconsiderar nuestra posición", subraya la carta, firmada por el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y la portavoz de la formación, Marta Vilalta.

En el marco de esta ronda de contactos bilaterales, ERC y la CUP ya tienen previsto reunirse la semana que viene.

La CUP, que en las elecciones del 10N -las primeras generales en las que se presentaba- obtuvo dos diputados -Mireia Vehí y Albert Botran-, tiene claro que no se moverá de su negativa a apoyar la investidura de Sánchez.

Fuentes de la formación anticapitalista han explicado que ya han iniciado su "ronda de contactos" para intentar acordar una "respuesta conjunta" desde el independentismo.

En sus contactos con ERC y JxCat, la CUP les emplazará a situar "la amnistía, el derecho de autodeterminación y la defensa de los derechos sociales en el centro de su acción política con una clara voluntad destituyente del régimen del 78" y, por lo tanto, les instará a "comprometerse a no garantizar la gobernabilidad al PSOE".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD