18-11-2019 / 18:31 h EFE

Todos los habitantes de las distintas comunidades autónomas tendrían que trabajar más de cien días para pagar la deuda pública de su región y sobrepasan las 300 jornadas los de Castilla-La mancha, con 307, seguidos de los de Murcia, con 295, y los valencianos, con 293, según el Observatorio de la deuda de la AIReF.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal estima que el riesgo de sostenibilidad de la deuda pública de las comunidades autónomas "sigue siendo ligeramente alto" y no prevé que, en conjunto, logre el nivel de referencia del 13 % antes de 2034.

Llega a esa apreciación sobre los días de trabajo por habitante para pagar la deuda al multiplicar por 365 la ratio de la deuda sobre el respectivo PIB regional.

Los que menos jornadas necesitan son los madrileños (145), por detrás de los vascos (159) y de los navarros (172).

La AIReF alude a los mecanismos extraordinarios de financiación de 2012, que supusieron "un alivio considerable" en la carga de intereses de muchas comunidades.

Esa mejoría en las condiciones de financiación, junto a una evolución más favorable de los saldos presupuestarios, permite a muchas comunidades (en donde el riesgo de sostenibilidad no es muy alto) volver gradualmente a la financiación en el mercado de deuda.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD