01-12-2019 / 13:00 h EFE

El fiscal pide 7 años de prisión para un hombre que atracó un banco en Gandía armado de una pistola falsa con apariencia de real tras cubrirse parte de la cara con una media, lo que no impidió que fuera reconocido por empleados y clientes de la sucursal, de la que era cliente, y fuera detenido horas después del robo.

El botín que obtuvo el ladrón, 900 euros en billetes de 50, fue recuperado cuando, horas después de cometer el atraco, en el mismo día 21 de febrero de 2019, el ladrón fue detenido tras ser reconocido fotográficamente por empleados y clientes.

Llevaba los billetes en los dobleces de su pantalón, según relata el fiscal en su escrito de acusación para el juicio por estos hechos, que se celebrará en la sede de la Audiencia Provincial de Valencia en la Ciudad de la Justicia el próximo día 3 de diciembre.

El relato del fiscal comienza cuando el acusado se dirigió a una empleada del banco que estaba atendiendo a otro cliente y, tras taparse la parte inferior de la cara con una braga, "sacó una pistola pequeña que llevaba y que, sin real, daba apariencia de tal, y esgrimiéndola de forma amenazante le dijo a la mujer: 'esto es un atraco, que no me ponga nervioso, dame el dinero".

Cuando el cliente trató de intervenir le obligó a sentarse encañonándole con la pistola. La empleada le entregó el dinero, los 900 euros, diciéndole que no podía darle más porque si lo hiciera saltaría la alarma. Como consecuencia de estos hechos la mujer sufre ansiedad y temor a acudir al trabajo.

En su petición de pena el fiscal tiene en cuenta que el acusado es multirreincidente y, además, que se debe aplicar la circunstancia agravante de disfraz.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD