02-12-2019 / 15:00 h EFE

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha propuesto este lunes un pacto autonómico por la ciencia en la que la investigación, el desarrollo y la innovación sean prioritarios.

Ha lanzado la propuesta en el acto de celebración del 25 aniversario del Centro de Automatización, Robótica y Tecnologías de la Información y la Fabricación (Cartif), en el Parque Tecnológico de Boecillo.

Fernández Mañueco ha preconizado la articulación de este pacto con la intención de aglutinar los esfuerzos de las administraciones, organismos públicos de investigación, centros tecnológicos y empresas para incrementar la I+D+i hasta niveles europeos.

Ante un auditorio conformado principalmente por investigadores y empleados de Cartif, Mañueco ha hecho patente el compromiso de la Junta de Castilla y León en el impulso de este pacto con la pretensión de que la comunidad autónoma se consolide "en la nueva economía de futuro que ofrece nuevas posibilidades".

El presidente de la Junta ha recordado que Castilla y León es la segunda comunidad autónoma en la que más creció el gasto en I+D en 2018, con un incremento que duplica la media nacional, en un esfuerzo del que participan también las empresas y los centros tecnológicos como el de Cartif.

Mañueco ha insistido en que la investigación y la empresa deben estar plenamente vinculados, tanto para el fomento de las soluciones aplicadas a la industria como en la formación de los profesionales demandados por las empresas.

El presidente de la Junta ha recalcado que el impulso de la innovación en el tejido productivo es necesario para mantener la competitividad de las empresas, principalmente de las pymes.

Ha destacado la contribución de Cartif, en sus 25 años de existencia y apoyado en el talento de sus investigadores, en áreas tan relevantes como la industria, la construcción y las infraestructuras, la energía, el medio ambiente, la agroalimentación y la salud y la calidad de vida.

El director general de Cartif, José Ramón Perán, quien fue reconocido con el premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica en 2005, ha resaltado la importancia para el centro tecnológico de un plan estratégico a desarrollar hasta 2023 que les permitirá tener una plantilla con 230 investigadores estables.

Ahora mismo, según José Manuel Perán, Cartif cuenta con 187 investigadores y 150 becarios, cuando en sus albores, allá por 1996 eran 21 los investigadores con los que contaba, lo que ha permitido desarrollar 110 proyectos de carácter internacional.

Después de reclamar para los centros tecnológicos garantías de igualdad en el acceso a los recursos públicos, el director de Cartif ha reconocido que los peores momentos del centro tecnológico llegaron con la crisis económica y ahora pude destinar 24,7 millones de euros para iniciativas de investigación y desarrollo.

El presidente del Patronato de la Fundación Cartif, Gonzalo Fernández de la Mora, ha recordado los inicios del centro tecnológico en las escuelas de Ingeniería de la Universidad de Valladolid, donde José Manuel Perán ejercía la docencia y compatibilizaba con la dirección de las factoría de Renault.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD