02-12-2019 / 18:50 h EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presidirá mañana el acto de entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad que el ayuntamiento de la capital catalana concedió al filólogo Pompeu Fabra en 1938, pero que éste nunca pudo recoger a consecuencia de la Guerra Civil.

El acto, que el consistorio considera una "reparación de un agravio histórico", se celebrará el Saló de Cent y en él colaborará el Institut d'Estudis Catalans.

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó el pasado 3 de mayo una declaración institucional para reconocer y honrar al filólogo catalán Pompeu Fabra como uno de los máximos exponentes de la cultura científica, racionalista y crítica, que emergió en Cataluña y España a principios del siglo XX y que contó con el apoyo de las instituciones públicas durante la Segunda República.

El acuerdo del plenario "fue un acto de justicia y reparación de la figura de Pompeu Fabra" para entregar a la familia del filólogo la Medalla de la Ciudad que le fue concedida en 1938 y que, por culpa de la Guerra Civil, la derrota de la República y su exilio forzado en Prades (Francia), no le fue nunca entregada.

El Comité Municipal Permanente del Ayuntamiento de Barcelona, ??en sesión de 24 de febrero de 1938, acordó por unanimidad honrar, con su máxima distinción -entonces la Medalla de la Ciudad- la figura de Pompeu Fabra como "uno de los forjadores de nuestro idioma literario y sus actividades en el campo del mundo científico de Cataluña".

Según fuentes municipales, ni las investigaciones de algunos historiadores, tanto en el ámbito académico, como en el entorno familiar, ni la hemeroteca de la prensa diaria de la época, como tampoco la consulta de los archivos municipales, han permitido acreditar que esta medalla fuera efectivamente entregada a su destinatario.

Por ello, el consistorio considera "verosímil concluir que la Medalla de la Ciudad nunca le fuera entregada materialmente, dadas las circunstancias tan convulsas de ese momento, en plena Guerra Civil, a pocos meses de la caída de Barcelona y de Cataluña y del exilio del maestro Pompeu Fabra", que duró hasta su muerte en 1948 en Prades, donde está enterrado.

Según el Ayuntamiento, ochenta años más tarde, la ciudad de Barcelona reparará "un agravio histórico" con el filólogo que estableció las bases de la normativa moderna de la lengua catalana.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD