04-12-2019 / 14:21 h EFE

La Confederación Hidrográfica del Ebro ejecutará en 2020 la adaptación de hasta 130 líneas eléctricas de alta tensión en Aragón (Huesca, Zaragoza y Teruel) y en Castilla-La Mancha (Ciudad Real, Albacete y Toledo) con el fin de salvaguardar y proteger a las aves rapaces y evitar la mortandad de ejemplares por electrocución.

Trabajos en los que la CHE invertirá 9.514.034 euros, mientras que para años sucesivos quedará pendiente el convenio de las dos líneas de Red Eléctrica por un importe de 129.600 euros.

Este mes de diciembre se prevé concluir la primera adecuación de líneas eléctricas de alta tensión en la ZEPA Desfiladeros del río Jalón dirigidas a proteger el águila azor perdiguera y otras rapaces, informa el organismo de cuenca en una nota de prensa.

Se trata de unas medidas compensatorias incluidas en la Declaración de Impacto Ambiental del embalse de Mularroya y que tienen como objetivo aplicar medidas protectoras para la avifauna.

En estos momentos, la Confederación está concluyendo los trabajos necesarios en 31 líneas eléctricas de propiedad de particulares.

Además, el Ministerio para la Transición Ecológica tiene previsto firmar siete convenios, tres de los cuales ya están suscritos para adaptar diez líneas en la provincia de Teruel con Endesa Distribución Eléctrica; ocho en la de Huesca, con Edistribución Redes Digitales, y quince en la de Ciudad Real con UFD Distribución Electricidad.

Asimismo, el Ministerio firmará en fechas próximas otros tres convenios para 51 líneas afectadas en la provincia de Zaragoza, 12 líneas en la de Toledo y 3 líneas en Albacete.

Acuerdos a los que se suman un último convenio, actualmente en redacción, para dos líneas en la provincia de Zaragoza, con Red Eléctrica en España.

Derivado de las obras del embalse de Mularroya, la CHE también está llevando a cabo censos de las colonias de murciélagos cavernícolas en el entorno de las obras (se realizan desde 2008); el cerramiento perimetral del LIC Sima del Árbol para proteger uno de los principales lugares de cría de quirópteros en Aragón y los estudios, por tercer año consecutivo, del uso del hábitat de los quirópteros de la cueva del Árbol.

El Organismo también ha realizado el seguimiento del periodo reproductor de la avifauna que nidifica en el entorno de las obras (grabando incluso su comportamiento durante las voladuras) y el radio marcaje de un ejemplar de águila azor perdicera, cuyo hábitat es la Zepa Desfiladeros del río Jalón, para seguir sus movimientos y estudiar la utilización del territorio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD